Codue promueve Constitución y pide cárcel para sobornados por Odebrecht

Fidel Lorenzo Merán, presidente del Codue.
Fidel Lorenzo Merán, presidente del Codue.

Fidel Lorenzo, presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (Codue), destacó ayer que la entidad promueve la enseñanza de la Constitución en las iglesias evangélicas, en cumplimiento de un acuerdo con el Tribunal Constitucional.
En tal virtud, el Codue inició un diplomado que busca formar en su primera etapa a 60 líderes evangélicos de distintas provincias, para que ellos, a su vez, capaciten a otras personas en los aspectos constitucionales.
“Aspiramos a que los participantes salgan con conocimientos suficientes para instruir a otros líderes evangélicos y comunitarios, en cuanto al uso de la Constitución”, resaltó Lorenzo.
Asimismo, señaló que el diplomado está dirigido a abogados, maestros, comunicadores, psicólogos y pastores de la comunidad evangélica.
El esfuerzo del Codue fue corroborado por Alberto Ramírez Cabral, rector de la Universidad Federico Henríquez y Carvajal (Ufhec), quien elogió la libertad de cultos establecida en la Carta Magna.
Otro que abrazó la iniciativa y se comprometió a fomentarla fue Pelegrín Castillo, excandidato presidencial por la Fuerza Nacional Progresista.
En efecto, Castillo recordó su labor como catedrático de derecho y su participación en el proyecto constitucional que desembocó en la Ley Sustantiva promulgada en el 2010, durante el segundo mandato consecutivo del expresidente Leonel Fernández.
Corrupción, Odebrecht. Fidel Lorenzo, ejecutivo del Codue, desea que “el pueblo dominicano entero se levante y rechace la corrupción y la impunidad”.
Requiere también, que la gran Marcha para el Fin de la Impunidad y la Corrupción sea una iniciativa permanente que movilice a toda la sociedad, a través de protestas, los medios de comunicación y las redes sociales.
Lorenzo exige, además, que los funcionarios sobornados por Odebrecht vayan a prisión, pues la retribución fijada por esa empresa en US$184 millones es “insuficiente”.
“Los corruptos deben ser desenmascarados y deben ir a la cárcel y pagar”, proclama el líder cristiano.
Según él, la desigualdad social es un caldo de cultivo para la corrupción, pues los bajos salarios son insuficientes para cubrir las necesidades de la gente.
“No hay una distribución justa de la riqueza. Hay corrupción e impunidad desde el Estado, el sector político y el empresarial”, resalta Lorenzo.
Finalmente, asegura que el Codue no va a desmayar hasta obtener la documentación relativa al acuerdo con Odebrecht.


COMENTARIOS