Colegio de Abogados declara 2018 como año de la reforma del sector justicia

Miguel Surun, presidente del CARD.
Miguel Surun, presidente del CARD.

El Colegio de Abogados de la República Dominicana celebró el Día del Poder Judicial, haciendo un llamado  a todos los sectores de la sociedad, especialmente a los que conforman el sector justicia, a luchar por elevar los niveles de confianza e imagen de la justicia dominicana.

El CARD consideró que es hora ya de emprender la tercera ola de reformas, que tienen que incluir un aumento considerable de las partidas presupuestarias, así como la aprobación de las normativas que blinde una vez y por todas tanto a jueces como a fiscales.

“Sin presupuesto no puede haber justicia, sin que exista una protección normativa efectiva para jueces y fiscales esa independencia que está consagrada en la Constitución solamente estará en el papel”, expresó  Miguel Surun Hernández, presidente del CARD,  quien además proclamó el 2018 como el año del despegue definitivo de la reforma del sector justicia.

“Todos unidos sin ningún tipo de celos, vamos a luchar por una justicia independiente, efectiva, rápida y para que el poder político asigne los recursos que merecemos y que todos podamos luchar a favor de mejorar las condiciones en la que estamos ejerciendo nuestras funciones los jueces, fiscales, para contribuir al avance institucional de la República Dominicana”, dijo.

Aspectos positivos. Por otra parte,  calificó como aspectos positivos el nombramiento de los nuevos jueces del Tribunal Superior Electoral y los faltantes de la Suprema Corte de Justicia, durante un proceso participativo y transparente.

Asimismo recalcó  aspectos negativos, como son  la reiterada violación de los derechos fundamentales de los jueces por parte del Consejo del Poder Judicial, la vulneración del debido procedimiento en los procesos disciplinarios, como son la publicación de los nombres de los servidores y la suspensión sin disfrute de sueldos antes de concluir las investigaciones, afectando el buen nombre de dichos servidores, violando la presunción de inocencia, así como la Ley de Carrera Judicial.