Cómo abordar las crisis en pacientes con Alzheimer

Los cuidadores deben reconocer que su familiar tiene una enfermedad degenerativa y que no tiene cura,

Tener un paciente con Alzheimer no resulta fácil para ninguna familia y más si esta desconoce las diferentes etapa de esta enfermedad degenerativa.
Esta forma de demencia no tiene cura y afecta la memoria, la forma de pensar y del comportamiento es por esto que las personas con Alzheimer presentan actitudes totalmente irracionales.
La doctora Marga Ruiz Villanueva, médica y cirujana puertorriqueña, especialista en geriatría, explicó que este tipo de pacientes pueden tener diversas crisis a lo largo de la enfermedad, debido a que misma es degenerativa, progresiva y no tiene cura.
Ante esta situación, Ruiz especificó que la respuesta de los profesionales de la salud debe ser la de enseñar a los familiares cuidadores qué hacer ante este tipo de eventualidad para que sepan qué tipo de abordaje dar ante una inminente crisis del paciente.
¿Qué es una crisis? La especialista detalló que la misma es un momento de negatividad, discapacidad, agitación y desequilibrio del enfermo de Alzheimer.

“A veces, las personas que cuidan al paciente piensan que este se está haciendo o que es una técnica de manipulación o que es por el efecto de los medicamentos, cuando en realidad no es así, la enfermedad trae consigo estas etapas”.
Detalló que una vez los familiares o cuidadores reconocen y aceptan que su ser querido tiene esta enfermedad, se debe crear un plan de cómo se van a manejar las crisis.
Advirtió que cuando aparecen las crisis es normal que el paciente grite, patalee, que se autolesione, que intente fugarse, que acuse a las personas que lo cuidan de cosas negativas como que fue maltratado o que se le robo algo.
Ante esta situación, la especialista en geriatría, sostuvo que los cuidadores deben ser muy suspicaces y utilizar la inteligencia para poder abordar al paciente.
Una vez se reconoce que éste se encuentra en una crisis, se debe mantener la calma y mostrar seguridad en sí mismo e irse solo con el paciente a un lugar apartado.
“Si el paciente siente que hay muchas personas encima suyo, tratando de manejar la crisis, se va a poner más agresivo, es por esto que una sola persona debe ser la encargada de responder a la eventualidad”.
Dijo además, que durante la intervención, se debe evitar que el paciente se sienta regañado o castigado, así mismo se debe cuidar que no sienta que se va a mutilar o amarrar o que se va a sobremedicar. La doctora advirtió que la sobremedicación no debe ser una opción, en cambio, se deben utilizar las terapias, así como identificar qué le gusta a ese paciente, para poderlo abordarlo con mucha más comodidad.

Recomendó hacer ejercicios de inteligencia emocional con el paciente, así como actividades recreativas, y juegos mentales como crucigramas o sudokus.
Recalcó además que la alimentación en estos pacientes es vital, así como el tipo de ropa que utilizan, la cual debe ser de color claro y cómodas.
Ruiz, quien se encontraba en el país para disertar sobre la “intervención en crisis en pacientes con Alzheimer” concluyó diciendo que el riesgo de fuga es alto, por lo que se recomienda ponerle algún identificador que indique su nombre, teléfono y dirección.


COMENTARIOS