Cómo desarrollar y fortalecer el amor hacia uno mismo

3C_¡Vivir!_10_1,p01

Cuando una persona no tiene amor propio, no se quiere, no se ama a sí misma, es una persona débil, vulnerable, de cualquiera que se quiera aprovechar de ella, una presa fácil de quienes le quieran agredir, tanto física como emocionalmente.
La falta de amor propio se observa en muchos de los casos que constantemente ocurren en la sociedad con el maltrato verbal y físico, básicamente de hombres a mujeres.
Uno de los más recientes es la horrenda muerte de la joven de origen rumano, supuestamente de manos de su novio, de quien se dice era víctima constante con agresiones, las cuales permitía y ocultaba de la familia y autoridades.
A propósito de lo antes expuesto, y trayendo como ejemplo los maltratos a los que muchas mujeres se adaptan por el simple hecho de tener una pareja, echando por el suelo muchas veces su dignidad, principios, crianza de sus padres… consultamos a la psicóloga, terapeuta de familia y de pareja, sexóloga y especialista en duelos, Ana Simó, para que nos diera algunos tips sobre cómo desarrollar y fortalecer el amor propio.
La doctora Simó explica que por lo general las personas que carecen de amor propio son permisivas, siempre buscan la aprobación de los demás y aceptan lo que los otros decidan por ella o él.
“Una persona carente de amor propio es vulnerable a las críticas, no sabe poner límites a la gente, tiende a buscar de su buena fe, aunque en ocasiones es al contrario”, dice la directora del Centro Vida y Familia.
La especialista familiar añade que como estas personas no tienen la fortaleza para decir lo que no quieren o les gusta, en algunos casos utilizan el mal humor como un mecanismo de defensa, ya que se les hace más fácil, que confrontar la situación.
¿Falta de amor propio, o autoestima? Ambos términos tienen una gran similitud, prácticamente no hay diferencia, ya que en los dos el aprecio hacia sí mismo, es la base, lo fundamental.
Según nos dice la psicóloga, quienes asumen este comportamiento no confían en su criterio propio, “muchas veces hasta llegan a sentir envidia de los logros de los demás, viven mucho de la apariencia y de lo que pueda decir la gente sobre ellos, necesitan tener control de las cosas, pues de esta forma sienten seguridad en cada accionar.
En todas las relaciones siempre dan más de lo que reciben y suelen ocultar mucho sus reales sentimientos por miedo a perder al objeto amado”.
¿Cómo identificar la carencia de amor propio? -Según detalló a ¡Vivir! la doctora Ana Simó, las personas que no tienen amor propio suelen someterse a todo lo que otros quieran.
En cuanto a las relaciones de pareja, quienes no se quieren a sí mismas, cuando detectan agresiones físicas, verbales o emocionales suelen seguir adelante con la pareja, llegando al punto de que con el tiempo no saben cómo salir de esa relación. Entonces su autoestima disminuye a la mínima expresión.
Consejos para fortalecer el amor propio. La terapeuta familiar señala que lo primero es que la persona conozca su propia historia personal y familiar.
Estar consciente de cómo ha sido su crianza, la forma en que sus padres orientaron su crianza, principios, identificar las creencias que como persona le lleva a tomar decisiones que no les hace bien, que no les favorece, no les gusta.
“Es importante reconocer los dones propios y ponerlos en práctica. Aprender a poner límites, pero antes de que los demás lo hagan, hacerlo con uno mismo, tener una red de apoyo, pues contar con un grupo de amigos verdaderos es muy importante en el proceso”, agrega.
También es recomendable eliminar hábitos que no le suman a su persona, sino, que más bien los han asumido por costumbres, imposiciones, por decisiones externas..

Recomendaciones de cómo quererse

1. Fundamental

Realizar hobbies de forma constante.

2. Identificar emociones

Es importante identificar las emociones, aunque sean negativas, y siempre buscar el porqué se tienen dichas emociones, pero en el momento apropiado.

3. Culpas

Cuando se sienta culpable ante alguna situación, lo ideal es no castigarse, cediendo ante el otro, sino más bien cuidándose.

4. Priorizar
Aprender a priorizar el día a día, aunque esto conlleve alejarse de ciertas personas