Cómo deshojar una margarita…

Era yo muy muchacho y decir “margarita” carecía de significación política. Las niñas a punto de dejar de serlo se entretenían deshojando, por no decir des-petalizando o arrancando pétalos, de estas lindas flores cuya versión criolla antes abundaba… Pero estoy en política.

Me ha causado un chin de sorpresa ver cuántos dirigentes del PLD están empeñados en posicionarse como aspirantes a la candidatura presidencial del 2016. He visto vallas de Francisco Javier García (ministro de Turismo), fotos de Temístocles Montás (ministro de Economía), insinuaciones sobre Gedeón Santos (presidente del Indotel).

Son difíciles de olvidar las ganas de ser presidente de Reinaldo Pared, José Tomás Pérez, Radhamés Segura, Franklin Almeyda y Felucho Jiménez, aparte de algún otro dinosaurio cuya impopularidad le aconseja estarse seguro o quieto. También están, por supuesto, la señora vicepresidente, Margarita Cedeño de Fernández, y su esposo el presidente del PLD, Leonel Fernández. y –aunque impedido hoy constitucionalmente- el propio Presidente Medina, quien por su mera condición no deja de ser en la mente de muchos su candidato preferido, porque seguir siempre ha sido bueno…

Se trata de alrededor de una docena de políticos cuya cabeza se ocupa diariamente, quizás sólo por raticos aunque pensar en ello cause seguidilla, de imaginarse a sí mismo el 17 de agosto de 2016 con la banda presidencial terciada sobre el pecho.

Por un lado, es una muestra de la vitalidad del PLD, pues dentro de ese grupo sin dudas hay varios con extraordinarias condiciones como estadistas, para ser o volver a ser presidente. Pero por otro lado, preocupa que una entretención tan absorbente –querer ser presidente- ocupe la atención de funcionarios cuyas obligaciones seguramente se resienten, pues si en algo Dios fue democrático fue en dar a todos los seres creados exactamente las mismas 24 horas cada día. Ni un segundo más ni menos, todos igual…

Increíblemente, de todos esos posibles candidatos, el que más coherentemente ha señalado la necesidad de que el Presidente Medina haga un excelente gobierno es su antecesor el doctor Fernández, que si fuera del otro partido hace rato liderara la oposición porque la oposición sigue absorta mirándose el ombligo.

La cuestión es que el Presidente Medina necesita funcionarios que le den al gobierno más del 100% de atención y capacidad. Andar en campaña tan extemporáneamente puede, a la larga, costarles muy caro al PLD y al resto de nosotros.


COMENTARIOS