Compromisos con el ambiente

El aumento vertiginoso del parque empresarial del país supone una presión sobre la calidad del medio ambiente. Y con ese panorama a la vista, resulta alarmante que un alto número de empresas carecen de los permisos ambientales correspondientes. El ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, ha remarcado esta debilidad durante un reciente desayuno de la Asociación de Industrias de la República Dominicana, al que asistió como invitado.
El caso particular de las estaciones expendedoras de combustibles líquidos y gaseosos es preocupante. Domínguez Brito revela que la mayoría carece de permisos ambientales y que el ministerio a su cargo no cuenta con los medios necesarios para supervisarlas periódicamente. Son debilidades institucionales que deben ser superadas a la mayor brevedad, para garantía de la sostenibilidad de la acción productiva con el ecosistema.
Es un alivio que el propio ministro se haya comprometido a simplificar los trámites necesarios para obtener estos permisos, y que la AIRD a su vez propusiera que ambas partes abran una mesa de trabajo para eliminar trabas y facilitar la gestión burocrática. Cualquier solución que se logre debe mejorar el desempeño de Medio Ambiente en cuanto a supervisión y que el sector empresarial tenga presente su responsabilidad en la preservación del ambiente.

El crimen arrecia su ofensiva

Los ataques criminales contra policías y militares para despojarlos de sus armas han marcado un repunte que en solo dos días ha significado la muerte del capitán policial Francisco Antonio Pichardo Mejía y heridas de bala al coronel del Ejército Confesor Núñez Hernández, y los segundos tenientes Santiago Tellerías Rincón, Reinaldo Cuevas y José Ramírez Otaño, los dos primeros de la Policía y el tercero de la Armada. En cada caso, los ataques fueron perpetrados por individuos que se movilizaban en motocicletas.
Los incidentes suman inseguridad al ambiente por partida doble. De principio, los atentados han afectado vidas de dominicanos, y por el otro lado la motivación de los ataques -conseguir armas- indica que la criminalidad continúa acopiando recursos para sus ofensivas contra la sociedad.


COMENTARIOS