Con fiestas y luces mundo da bienvenida al año 2018

A1

Con un estallido de confeti y fuegos artificiales, una multitud de personas celebró la llegada de 2018 con el descenso de una bola de cristal en una gélida Times Square.
Fue la segunda celebración de Año Nuevo más fría de la historia de la ciudad, con una temperatura de solo 10 grados Fahrenheit (-12 grados centígrados) a medianoche. Los fiesteros se abrigaron con capas extra de ropa y cálidos gorros y máscaras faciales, bailaron y trotaron para hacer frente al frío y cantaron “Auld Lang Syne” y “New York, New York”. Las medidas de seguridad en la icónica plaza fueron más fuertes luego de dos ataques terroristas y de que el conductor de una camioneta SUV arrolló a una multitud en el mismo lugar del festejo. En Las Vegas, agentes de policía custodiaron a los cientos de miles de turistas que recibieron el año en el Strip, donde hace tres meses 58 persona perdieron la vida en la balacera masiva más letal de la historia del país. Autos policiales, camiones de saneamiento y otros vehículos de gran tamaño bloquearon intersecciones clave para intentar evitar incidentes con la multitud que llenaba la vía ataviada con sombreros brillantes, tiaras y parafernalia relacionada con 2018. Una exhibición pirotécnica de aproximadamente ocho minutos desde lo alto de siete de los hoteles-casino más famosos de la ciudad comenzó apenas 10 segundos antes de la medianoche del lunes, y el cielo se tiñó de dorado, rojo y verde para celebrar la llegada del año nuevo. Los funcionarios de turismo esperaban unas 330.000 personas en las festividades. California arrancó el año sumándose a la creciente lista de regiones estadounidenses que legalizaron la marihuana de consumo recreativo. La principal fiesta en Río de Janeiro, Brasil, estuvo en la playa de Copacabana, que se iluminó con fuegos artificiales a medianoche. En Europa, los alemanes entraron en el año nuevo entre estrictas medidas de seguridad tras las agresiones sexuales a mujeres registradas hace dos años en Colonia durante la celebración y el ataque terrorista contra un mercado navideño en la capital en 2016. La policía de Berlín desplegó a 1,600 agentes extra y prohibió entrar con mochilas o bolsas grandes a la denominada Party Mile (milla de la fiesta) que parte de la Puerta de Brandemburgo, donde miles de personas celebraron la llegada de 2018. En Fráncfort, la capital financiera de la nación, las autoridades adoptaron medidas similares. El edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa de Dubai, volvió a ser el centro de los festejos en Emiratos Árabes Unidos a pesar de que en esta ocasión las autoridades optaron por cambiar los fuegos artificiales por un enorme espectáculo.