Con los inmigrantes, Trump procede como los mulatos ricos de Saint-Domingue con los esclavos

QETR

Como carece de taller político para negociar sin perder popularidad, aplica un estilo cuasi autoritario de gobernar que lo está llevando al fracaso. Trump ha demostrado, además, un alarmante déficit de liderazgo. Hasta anoche había sufrido una derrota inédita, humillante, ni siquiera había podido negociar con gente de su partido para que le aprobaran el presupuesto federal.
Mantiene como rehenes a 700 mil jóvenes que estudian y trabajan, a quienes acusa de criminales por haber ingresado a Estados Unidos sin papeles siendo bebés o con poco años. Juego binario que es ética y moralmente inaceptable, no se negocia con la muerte social del ser humano, sin importar los propósitos.
Su actitud ha sido contra inmigrantes legales e ilegales desde antes de investirse, negando su origen, pues también es hijo de inmigrantes pobres, algunos dicen que muy pobres e ilegales. Proceder que guarda similitud con el que mulatos ricos de Saint- Domingue dieron a los esclavos, que también fueron verdugos de sus propias gentes.
Cambiaron de mentalidad cuando se hicieron ricos herederos de plantaciones, relativamente pocos tuvieron la suerte de ser reconocidos por padres biológicos, condición exigida por el Código Negro para heredar. El comportamiento de los mulatos se relaciona con la caída de la economía de Haití desde su independencia hasta el día de hoy.
La población, de origen esclava, comenzó a aumentar con la importación anual de 500 esclavos desde final del siglo XVII. Aunque la natalidad era limitada y alta la mortalidad, al inicio de la revolución francesa había llegado a 900 mil esclavos, de los cuales 465 mil se mantenían con vida. Por la pujante economía de plantación cuando se llamaba Saint-Domingue, el oeste de la Isla acumuló un impresionante balance positivo en el comercio exterior, hasta el punto de que antes de la guerra de independencia (1792 – 1804), su ingreso per cápita era superior al de cualquier país.
Las actividades económicas, el comercio exterior y bienestar de la población, comienzan a caer cuando mulatos ricos y oligarquía blanca dueños de plantaciones, apoyan el retorno de la esclavitud. Imparable fue el deterioro anual de la economía, nada pudo hacer Jean-Jacques Dessalines, quien con el nombre de Haití (así bautizaron la Isla completa los aborígenes) declara la independencia el 1ro. de enero de 1804. Porque mulatos ricos, al igual que la oligarquía blanca, en lugar de apoyar a su propia gente, lo que hicieron fue vender y trasladar equipos, tecnología y capital a Cuba, donde el ingreso per cápita devino de menos a más, hasta el punto superar el de Estados Unidos durante la mayor parte del siglo XIX.
Algunos historiadores especulan que debió ser la trayectoria de la economía de Haití y del bienestar de la población, de los mulatos ricos haber tenido otra actitud. Se apoyan en la caída de la razón exportaciones respecto al total de los países del Caribe, de 50% en 1820 a 20% en 1900 y a 3% en 2016.
Como la historia no se repite no digo que la economía estadounidense corre peligro de tomar el sendero equivocado de Haití, si Trump tiene éxito y siembra el rechazo a inmigrantes. El peligro son los hechos, pueden compararse.