Concejal dominicano en NY propone cementerio sea museo

A1

Un millón de neoyorquinos están enterrados en Hart Island, el cementerio municipal más grande de Estados Unidos, aunque muy pocos lo conocen, al menos por ahora.
A causa de una anticuada legislación colonial, Hart Island todavía depende del Departamento Penitenciario de Nueva York, que solamente permite la entrada de familiares un sábado al mes, siempre que lo soliciten con seis meses de antelación.
Ahora, el concejal dominicano Ydanis Rodríguez ha presentado una propuesta de ley para transferir su jurisdicción al Departamento de Parques, del que dependen el resto de cementerios de Nueva York.
La intención es que Hart Island se convierta en un cementerio más y las familias puedan visitarlo cuando quieran, sin tener que rellenar formularios ni enseñar el carné de entidad, sin que se les requisen sus teléfonos y cámaras y sin tener ser escoltados por agentes de la autoridad, como sucede hoy en día.

Rodríguez tiene un plan: quiere que el ayuntamiento invierta diez millones de dólares para renovar los diez edificios abandonados que alberga Hart Island y convertirlos en un museo.
Los turistas que quieran visitar la isla desde Manhattan se tienen que armar de paciencia. Hace falta tomar un tren hasta la última parada del Bronx, luego un autobús hasta City Island, una pequeña isla de pescadores, y desde allí subirse a un ferri.


COMENTARIOS