Confían Haití saldrá de crisis

http://hoy.com.do/image/article/12/460x390/0/ACB5DC8A-18B4-419A-BF54-AC23C4CBF446.jpeg

PUERTO PRÍNCIPE (EFE).- La historiadora Suzie Castor y el escritor y ex ministro de Cultura Jean-Claude Bajeux se mostraron esperanzados de que Haití sea un país mejor, al cumplirse recientemente 200 años de su independencia, en medio de un conflicto “frustrante”.

“El presente es frustrante en relación con el pasado”, pero “no debemos autoflagelarnos”, dijo Castor a EFE.

La historiadora describió la revolución antiesclavista de 1804 como “un acontecimiento muy grande”, que marcó el nacimiento de la segunda república de América tras EEUU, si se toma cuenta que en esa época el mundo estaba bajo un sistema político, ideológico y jurídico basado en la esclavitud.

Según Castor, el efecto de ese acontecimiento llegó a tres continentes (Europa, Africa y América), donde se produjo una “disminución considerable” de la esclavitud, e influyó en América Latina al avivar los procesos emancipadores que se gestaban.

“No tenemos que llevar la culpa del fracaso del país”, afirmó por su parte Bajeux, quien subrayó que los haitianos, pese a la crisis permanente que embarga al país más pobre de América, hicieron “muchas cosas importantes”.

Mencionó como ejemplo “el milagro de la literatura” o la pintura haitiana, que ha tenido en 50 años más de un millar de artistas.

La fase decisiva de la lucha por la independencia de Haití empezó con la insurrección -dirigida por el africano Boukman, mitad libertador mitad brujo de vudú- de 1791, y llevó a la abolición de la esclavitud entre 1793 y 1794, en plena Revolución Francesa.

Fue la “primera gran etapa”, explicó Castor.

La figura del general Toussaint Louverture marcó el siguiente período, pues proclamó la primera constitución haitiana en 1801.

El líder revolucionario había servido bajo la colonia, que en algunos momentos estuvo sometida a España y en otros perteneció a Francia.

Bajeux insistió en “la inteligencia” de Toussaint, que “vio tantas cosas”, usó la diplomacia con ambas potencias coloniales y “entendió el verdadero problema del aislamiento”.

El arresto y la deportación de Toussaint en 1802 y la expedición francesa durante ese año para restablecer la esclavitud aceleraron la batalla por la independencia, consideró Castor.

Un año después, “se logró la independencia”, de modo que los dos meses siguientes permitieron “hacer preparativos para la nueva nación”.

Según Castor, la “unidad entre los grandes jefes” fue clave para lograr la libertad del gobierno francés.

Recordó que el jefe del ejército de liberación, Jean-Jacques Dessalines, dijo en aquel momento que “no se puede conducir una batalla con un ejército sin disciplina”.

Elementos culturales y religiosos, tales como el vudú, se utilizaron a favor de la unidad, según Bajeux.

Castor señaló que las “concepciones diferentes en la construcción de la nación” fueron la base de “las luchas de poder, normales” durante todo siglo XIX.

“Hubo un fracaso a nivel de organización de la sociedad”, según Bajeux, quien no negó que también hubo escasez de recursos.

Sin embargo, durante el siglo XIX, “el país se mantuvo como territorio independiente (hasta la ocupación estadounidense 1915-1934) sin esclavitud”, destacó Castor.

Mientras, Bajeux sostuvo que las incesantes manifestaciones durante los pasados meses en contra de Aristide “animan al país” y “darán resultados”.

Calificó a los haitianos como “un pueblo extraordinario que se rebeló siempre contra tiranos y bandidos”.

[b] No responde a oposición [/b]

El gobierno haitiano aún no ha reaccionado a la propuesta de la oposición, que anunció el pasado día 1 un proceso de transición política en caso de que dimita el presidente Jean-Bertrand Aristide.

Según los líderes opositores, agrupados en la coalición Convergencia Democrática, el gobierno provisional consistiría en un presidente interino y un primer ministro, asistido por un consejo estatal de 27 miembros.

Esta administración duraría dos años y tendría las encomiendas de garantizar la seguridad a la población, formar un consejo electoral provisional, modelar un plan de recuperación económica y formar una comisión para encauzar casos de corrupción y crímenes políticos.

Paralelamente a la propuesta opositora, el presidente anunció el jueves, con motivo del Bicentenario de Independencia, un plan de mejoras sociales, de educación y salud hasta 2015.

Mientras, la ciudad de Gonaives (centro-oeste) permanece hoy en calma pero en tensión.