Conozca la triste historia de una joven doctora que murió al lanzarse de un paracaídas

Natalia Vargas había viajado desde Alemania, donde se encontraba haciendo su residencia médica para pasar las fiestas con su familia y amigos. Murió al lanzarse de un paracaídas
Natalia Vargas había viajado desde Alemania, donde se encontraba haciendo su residencia médica para pasar las fiestas con su familia y amigos. Murió al lanzarse de un paracaídas

Buenos Aires.  Natalia Vargas era una joven médica que residía en Alemania y volvió a Argentina para celebrar las festividades navideñas.

Pero su vida llegó al final el pasado 29 de diciembre al caer desde una altura de 120 metros mientras realizaba un vuelo de parapente o paracaídas en el cerro San Javier, situado a unos 24 kilómetros de San Miguel de Tucumán (Tucumán).

El cuerpo de la joven fue encontrado el 30 de diciembre, tras un operativo de búsqueda en medio de la vegetación a 200 metros de la pista de despegue que se localiza en Loma Bola, en el cerro San Javier.

El piloto que acompañaba a Natalia Vargas, Ariel Salazar, declaró  que “pudo haber un error humano, una distracción”, asume las consecuencias y está dispuesto a colaborar con la Justicia.

La mamá de Natalia Vargas escribió unas líneas en las redes sociales, donde trata al instructor de “estafador” y “alcoholizado”. “Que sepa que me mató a mi también”, escribió.

“Asesinada por un tipo indiferente, estafador, que hacía lo que quería sin importarle la vida humana, alcoholizado, sin que nadie lo controle no le aseguro el equipo y la dejo caer al vacío…como a un perro…un asesino suelto…ella iba a salvar vidas con células madres de enfermedades incurables…trabajaba en el laboratorio más importante de Alemania…que sepa esa rata inmunda que me mato a mi también…”, escribió Maria Emilia Avila Bardera, madre de la víctima, en sus redes sociales.

Fue el propio instructor que viajó con ella quien se hizo responsable y confesó haberse “distraído” cuando estaba poniéndole los arneses. Sin embargo, después de solo tres días de duelo, la empresa que realiza los viajes en parapente volvió a funcionar.

Hoy, sus amigos y familiares piden justicia para que se esclarezca el caso y regulen la actividad.

Pablo Campisi, un amigo de la víctima que estuvo presente en el momento del salto, exige que “los responsables de lo que le pasó a Natalia paguen por lo que hicieron”, aseguró a Efe.

Para Campisi, “es necesario regular la actividad del parapente” porque “no hay medidas de seguridad correctas, no hay ambulancias en la zona donde se realizan vuelos” ni tampoco “está delimitada”.

Los amigos de Natalia también quieren que aparezca la cámara Go Pro que llevaba el instructor de vuelo y que el Gobierno tucumano regule la actividad del parapente, sobre todo de los vuelos biplazas.

“Son cosas que habría que releer para que esto que le pasó a Natalia no vuelva a suceder con nadie y más siendo una actividad que se fomenta desde el Gobierno y desde el Ente Turismo de la provincia”, exigió.

Natalia Vargas

#JusticiaparaNati. Con este motivo, amigos y familiares convocaron hoy una marcha a través de las redes sociales, bajo la etiqueta “#JusticiaparaNati”, a las 20.00 hora local (23.00 GMT), en el centro de San Miguel de Tucumán.

Estas exigencias fueron recogidas en una nota que entregarán al presidente del Ente Turismo de la provincia de Tucumán, Sebastián Giobellina, después de recoger firmas de los asistentes a la marcha que llevarán una vela. El Gobierno tucumano anunció hoy la suspensión de los vuelos en parapente en toda la provincia hasta que se garanticen las medidas de seguridad para los pilotos y los pasajeros, informó el medio local La Gaceta de Tucumán.