Consejos para recrear un área de estudios

Sobre el escritorio, solo debe estar lo necesario

De la buena ambientación depende la concentración de muchas personas cuando están estudiando. El área escogida para este fin debe estar debidamente recreada.

Si está pensando en crear una zona de estudios para usted o para sus hijos, lo primero que debe hacer es elegir el espacio. Si cuenta con una casa grande, donde tenga una habitación que no use, este puede ser el lugar perfecto.

Esa habitación debe tener todos los elementos necesarios para que la persona que esté estudiando no tenga que moverse de su espacio. Además, contar con muebles específicos como un sillón cómodo, un escritorio espacioso, un estante para libros, un mueble con gavetas… en fin, todo lo que facilite el trabajo en esa área.

Un detalle al cual debe dársele gran importancia es la iluminación. Además de la luz central de la habitación, debe haber una lámpara que dirija su luz hacia el escritorio. Lo ideal es que sea del tipo que puedan moverse, con el objetivo de que la persona pueda direccionarla hacia distintos puntos.

Dentro de la misma habitación. Si no cuenta con espacio en otro lugar de la casa, puede crearl un rinconcito dentro del dormitorio, tomando en cuenta que el sillón esté colocado de modo tal que el estudiante quede sentado de espalda a la cama.

Igual debe ser un espacio cómodo (aunque no mucho) que propicie la relajación.

Si su hijo se distrae con facilidad, procure que en la habitación no haya aparatos que lo puedan entretener como la televisión.

Ante todo, tenga presente que en ese ambiente debe reflejarse la personalidad y las preferencias de su hijo, pues lo que se persigue es que éste se sienta a gusto en este lugar.

Complementos. Recuerde que aunque no es decorar solo por decorar, puede utilizar otros elementos que ayuden a la comodidad y que no resten atractivo al espacio.

Una bonita alfombra, un zafacón no tan pequeño, delicadas flores o algunos objetos decorativos, podrían ayudarle a crear un mejor ambiente para el estudio.


COMENTARIOS