Construcción escuela de Ceuta está paralizada hace seis años

Hace 6 años Educación inició en Ceuta al Medio, la que sería la primera escuela Tanda Extendida en SDN

La primera escuela bajo la modalidad de Jornada Escolar Extendida que comenzó a construir el Gobierno en 2012 en el sector La Esperanza de Ceuta al Medio, en Villa Mella, Santo Domingo Norte, continúa paralizada, mientras cientos de alumnos reciben docencia en locales alquilados y en condiciones inhumanas.
En el mismo sector, hace tres años, el Gobierno adquirió 22 mil metros cuadrados de terrenos, donde dieron el primer picazo para la construcción de un liceo secundario, sin que hayan vuelto por el lugar.
En cuanto a la escuela que lleva por nombre Severina Martínez Marcano, Héctor González, presidente de la junta de vecinos La Esperanza, considera que el plantel es la prioridad número uno, ya que en la educación está la base para el combate de todos males que agobian a la sociedad.
Denuncia que como resultado del abandono de la obra, el plantel es utilizado por inmigrantes haitianos para refugiarse, lo que preocupa a la comunidad.
Señala que los haitianos empezaron a ocupar la edificación hace alrededor de un año y ya pasan de 20 los que se alojan en el lugar en horas de la noche.
Exige una explicación a los ministerios de Educación y de Obras Públicas sobre las razones por las que el plantel se encuentra paralizado aunque está levantado en alrededor de un 80%, mientras los estudiantes reciben clases bajo condiciones antieducativas, bajo un calor infernal.
Observa con extrañeza que otras escuelas como la profesor Juan Bosch y Gregorio Urbano Gilbert, en barrios vecinos fueron iniciadas después y llevan tres años impartiendo docencia.
“Se inician los trabajos, se paran, vienen y allantan. Llevamos seis años en esa situación, mientras tenemos cientos de estudiantes fuera de las aulas”, expuso.
Sostiene que los estudiantes de ese lugar reciben docencia en un local rentado en Riovisa, pero otros no asisten a clases por falta de espacios.
La obra está en poder del ingeniero Jaime Damirón, quien según González, responde a la comunidad que no termina porque no le pagan.
El presidente de la junta de vecinos deplora igualmente que luego del primer picazo, hace dos años, para la construcción del liceo padre Emiliano Tardif, próximo a la entrada de Ceuta al Medio, las autoridades abandonaran la construcción y hasta el letrero que dejaron está destruido.


COMENTARIOS