CONSTRUCCIÓN MODULAR UN FUTURO SEGURO

Se trata de viviendas con gran luminosidad, pues los paneles pueden estar formados por paredes en su totalidad de cristal.

Encontrar una vivienda de la que hacer un hogar no es sencillo, aunque las posibilidades se abren con nuevas alternativas de construcción que se ajustan a todas las necesidades, una iniciativa con la que no solo se crea un lugar para vivir, sino también hoteles, oficinas e incluso polideportivos.
Jugando con la imaginación. Las nuevas construcciones modulares requieren un extra de imaginación, según los responsables de la empresa Zaero, especialista en este tipo de edificaciones de alta gama que transforma el urbanismo y que se consideran como el futuro dentro del mercado inmobiliario, al tratarse de viviendas personalizadas con eficiencia energética y novedosos diseños, en definitiva, “a la carta”.
El arquitecto Pedro Carcelén, asociado del grupo Zaero, considera este tipo viviendas como “una inversión de tendencia que abre las puertas a una nueva forma de entender la arquitectura pública y residencial”.
Carcelén explica que la clave del éxito de este tipo de construcciones modulares es la versatilidad, pues “se adaptan y amplían en cualquier momento y lugar”.
“Si se quiere ampliar la casa y añadir una planta más, se desmontan los paneles de la cubierta y se añade módulos de estructura metálica, incorporando paneles de fachada, suelo y cubierta”, indica el arquitecto.
También indica que “al tratarse de una estructura modulada, se añade originalidad en el diseño y exclusividad”.

Eficiencia energética. La eficiencia energética es otra de las grandes apuestas de las casas modulares. Casas Cube es otra de las empresas que se dedica a crear viviendas de este tipo, que elaboran con de materiales de nueva generación, los cuales posibilitan una alta eficiencia energética.
Un Cube Básico tiene unas dimensiones de 50 centímetros, mientras que los modelos Premium pueden llegar hasta 300 metros cuadrados. El hecho de que la distribución interior se realice a gusto de cada familia personaliza de manera extraordinaria cada vivienda, ya que las dimensiones y los espacios comunes pueden variar mucho… y también el vestidor.
Diseños en los que se combinan, además del cristal, el mármol, la madera o la pizarra, para añadir originalidad al conjunto. Viviendas que se integran y conviven con el medio ambiente.
Una vez terminadas y decoradas nadie diría que estamos ante una propuesta modular en la que podemos también tener añadido un espacio de garaje para el auto.
Sus dimensiones rectangulares no impiden añadir más espacio, por ejemplo para un porche donde disfrutar del aire libre, para incrustar un jardín, e incluso para montar una piscina, que en algunos de sus proyectos llega a ser de mayores dimensiones que la propia casa.
En definitiva, hay opciones para todos los gustos.