Consultor económico del BC cuestiona planteamientos de Tejera sobre deuda

consultor economico

Artículo Siguiente

El consultor Económico del Banco Central de la República Dominicana Harold Vásquez cuestionó juicios emitidos por el economista Eduardo Tejera en los que critica lo planteado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre el endeudamiento externo del país y, en cambio, favorece planteamientos hechos por la calificadora Fitch Ratings (FR) sobre el mismo tema.
En una carta dirigida al editor económico de Hoy, Mario Méndez, Harold Vásquez pide abordar el tema en base a fundamentos que eviten confusión en la opinión pública. La carta dice:

Distinguido Sr. Méndez:

Deseo iniciar esta misiva expresando un cordial saludo y a la vez indicando que el motivo por el cual me dirijo a usted es para presentar una aclaración sobre algunos señalamientos que expresó el economista Eduardo Tejera el pasado 17 de abril, con referencia al endeudamiento del sector público dominicano, los cuales fueron publicados en la sección económica de su prestigioso medio.

Primero, entendemos que la discusión sobre el tema del endeudamiento público, al igual que cualquier otro tema económico, siempre es saludable para la nación, puesto que el debate de ideas y los distintos enfoques con el cual se pueda abordar un tema es netamente beneficioso. Sin embargo, este debate pierde todo sentido cuando lo dirigimos a descalificar el arduo trabajo que realizan los hombres y mujeres que están involucrados tanto en la construcción de información como en la elaboración de los documentos dirigidos a informar a la opinión pública sobre una determinada situación o coyuntura económica.

Para ser específicos, en el artículo de prensa del pasado 17 de abril, refiriéndose a la nota de prensa de la calificadora Fitch Ratings (FR), el Sr. Tejera estableció que “esta nota de Fitch Ratings es correcta y realista y contrasta con la tímida y diplomática nota complaciente que la semana pasada emitió el Fondo Monetario Internacional” (énfasis son nuestros). Esta opinión, además de no ser certera, entendemos que está totalmente fuera de lugar puesto que pone en tela de juicio el riguroso trabajo que realiza la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la decena de técnicos dominicanos que trabajan en las distintas instituciones gubernamentales en la presentación de las informaciones que requiere este organismo para hacer su evaluación.

Además, es importante recordar que de acuerdo al artículo IV del convenio constitutivo del FMI, esta entidad puede monitorear anualmente la marcha de la economía de los países socios. En dicha visita, el FMI no solo se reúne con técnicos del Gobierno Dominicano, sino que visita actores tanto del sector privado como de organizaciones no gubernamentales para tener una visión general e inclusiva de la situación de la economía. La República Dominicana tiene varios años recibiendo estas visitas en las que, al igual que ahora, se resaltan las virtudes, los logros alcanzados y los aspectos a mejorar de la situación económica dominicana.

En su última visita, el FMI felicitó al país por su manejo macroeconómico y por la mejora de indicadores sociales, calificando la deuda pública dominicana como sostenible y exhortando a evitar que la deuda siga aumentando. Entre las recomendaciones hechas por el FMI se menciona la necesidad de la ampliación de la base tributaria y la simplificación del sistema tributario, temas que van en consonancia con lo mencionado en el artículo de la calificadora FR. En este sentido, no vemos diferencia alguna entre lo que ambas instituciones transmiten, más allá de que el FMI, por hacer un análisis más exhaustivo, menciona otros aspectos de la economía dominicana.

Por otro lado, la información a la que tuvo acceso FR es información pública que se encuentra en los portales de Crédito Público y el Banco Central de la República Dominicana (ver tabla adjunta). Esta información también es la misma que maneja el FMI –quizás este último con mayor detalle– y con la cual llegan a conclusiones similares. Resulta llamativo que el autor cuestione algunas de estas informaciones, como el pago de intereses de la deuda pública como porcentaje de los ingresos tributarios, sugiriendo que el mismo es mayor al actualmente observado.

En general, el debate y el aporte de ideas distintas enriquecen la discusión y pueden ayudar a la búsqueda de soluciones ante algún problema. Pero es importante que dichos aportes estén bien fundamentados, y sin la necesidad de crear confusión en la opinión de los ciudadanos. Sugerir que de algún modo el FMI tiene interés en ser complaciente y parcializado con su evaluación de la economía Dominicana, en momentos que el país ni siquiera tiene compromisos financieros con dicho organismo, no solo es una opinión sin asidero sino que también insulta el arduo trabajo de los técnicos y analistas, dominicanos y extranjeros, involucrados en el monitoreo del desempeño económico de nuestra nación.

Esperando que esta nota pueda brindar las aclaraciones necesarias a la ciudadanía y que usted encuentre favorable tomar en cuenta para publicación en su medio, se despide afectuosamente

Harold Vásquez, Ph.D.
Consultor Económico
Banco Central


COMENTARIOS