Consultorio de Familia

06_02_2017 HOY_LUNES_060217_ El País4 A

Pregunta del lector: He planificado mudarme solo. Estoy preparando el lugar donde viviré. Mi madre, quien ha estado divorciada durante más de la mitad de mi vida, se muestra extraña. Ha comenzado a enfermarse, pese a haber sido muy sana toda la vida. No sé si continuar con mi proyecto o quedarme en la casa. Estoy entre el deseo de mudarme solo y el temor a que mi madre se enferme. ¿Cuál es su opinión?

Respuesta de la terapeuta: Usted está en su pleno derecho a tomar la decisión de vivir como una persona adulta autónoma.

Si ustedes vivieron sin la presencia del padre, constituyeron un sistema familiar en cuyo campo emocional no estuvo incluido el padre. Lo que aumenta el grado de lealtad familiar de los hijos hacia la madre y las expectativas de ella a estar por encima de las de ustedes.

Su salida del hogar removerá el sistema emocional familiar dependiendo de las funciones, responsabilidades y el grado de vinculación con cada uno de los miembros.

Si parte de sus funciones son de proteger, cuidar y responsabilizarse económicamente de casi todo, es probable que su salida genere ciertos temores. Están presentes las preocupaciones silentes y el miedo a que todo cambie y tengan que cambiar su estilo de vida.

Es importante que transmita con claridad cuáles responsabilidades seguirá asumiendo y que no las abandonará, sino que ocurrirán ciertos cambios que sugiero le explique.

No deje todo para el último momento cuando la ansiedad familiar esté desbordada.

De acuerdo a la edad de su madre tome las medidas necesarias para que no se sienta desprotegida e insegura. Es importante que ella sepa cómo manejará su cuidado médico, alimentación y los gastos básicos del hogar.

Ambos estarán más tranquilos y usted podrá asumir su partida sin culpa ni la sensación de abandono. En Latinoamérica las familias tienen un modo de funcionamiento y de lealtad muy distintos a otras culturas.

Aunque usted considere que su madre esté reaccionando con manifestaciones psicosomáticas, no deje de llevarla al médico. Se sentirá segura y se dará cuenta de que no tiene ninguna enfermedad física. Es probable que por su ciclo de vida se encuentre vulnerable.

Poco a poco se estabilizará y dejará a su madre y a sus hermanos seguros, sin su presencia física. Usted gozará de su autonomía con confianza y seguro del paso ejecutado.