Consultorio de Familia

Soraya Lara de Marmol

Pregunta del lector: Mi pareja dice que soy celoso. Admito que la llamo constantemente, quiero saber todo lo que hace y con quién está. Me siento ansioso si no responde. Le reviso la cartera y el celular y le exigí darme la clave de sus cuentas de Facebook e Instagram para revisarlas. No es fácil confiar en estos tiempos. ¿Cuál es su opinión?

 

Respuesta de la terapeuta: Los celos son una emoción que puede llegar a ser destructiva cuando los pensamientos son obsesivos y rígidos, tanto para quien cela como para la persona depositaria. Aumentan su malestar por dudar, perseguir, controlar y darse cuenta de que no está bien lo que hace.
Además, su conducta impacta a su pareja, la desgasta emocionalmente, porque los celos no tienen asidero real.

Los celos generalmente surgen de un sentimiento de inseguridad y miedo a perder la pareja o de que ella se focalice en otra persona y se distancie.

Algunas personas suelen afianzar relaciones muy íntimas con otras distintas a las parejas, con quienes comparten secretos, disponen de mayor tiempo juntos, realizan actividades comunes y mantienen un contacto por las redes sociales que es activo, continuo e intenso.

Este tipo de celos difiere significativamente del celo como mecanismo regulador de la estabilidad de la pareja, que se caracteriza por los cambios que alteran la rutina y la intimidad, situación que alerta a la pareja afectada por el distanciamiento.

Los celos reguladores de la intimidad emocional en la pareja buscan recuperar la homeostasis o el equilibrio en la relación.

En los casos extremos, se violentan las actividades de orden familiar, personal y social. Las actitudes se vuelven persecutorias y constantes. Es probable que aumenten las acusaciones y los interrogatorios que exponen a la pareja celada al riesgo de sufrir malos tratos.

Reflexione acerca de cuál es su punto de partida para sentir y expresar los celos, qué pensamientos anteceden a sus comportamientos, qué reacciones fisiológicas siente y qué tipo de respuestas suelen aparecer.

Piense sobre el impacto que tienen estos pensamientos y sentimientos sobre vida, su tranquilidad y su confianza. Sus pensamientos lo llevan a remover emociones no agradables y a activar una serie de comportamientos para reducir su ansiedad respecto a una suposición por confirmar. Nunca encuentra, pero la ansiedad se mantiene y reaparece la compulsión de confirmar el supuesto engaño.
Quien cela se destruye a sí mismo.