Consultorio De Familia

Soraya Lara de Mármol

Pregunta del lector:

En muchas ocasiones he pensado separarme de mi pareja. Vive irritable y por todo pelea. Cuando menos espero, me insulta como si yo tuviera que ver con lo que le pasa. No entiendo su actitud. Explota con todo el mundo. Me siento agotado, no me gusta vivir en guerra permanente, sobre todo, porque no sé cuándo va a explotar. ¿Qué me aconseja?

Respuesta de la terapeuta:

Las explosiones de ira y su carácter impredecible tienden a desgastar emocionalmente a las personas que están alrededor. También ella se consume en sus propias reacciones.
Explore los intentos que usted ha hecho con la finalidad de modificar el comportamiento de ella y de buscar alternativas con el objetivo de calmarla o hacerle notar que sus reacciones no tienen fundamentos. Quizás le prometió que no volvería a ocurrir, sin embargo, recayó.
Habría que considerar si su pareja presenta un comportamiento encaminado al escaso control de los impulsos, acompañado de inestabilidad emocional con conductas ansiosas, irritables y deprimidas. Este ciclo se refuerza a sí mismo, el cual podríaincrementarse y ser devastador para ella y el resto de la familia.
Su comportamiento podría afectar sus relaciones interpersonales en otros escenarios sociales. Podría reflexionar si nota que su comportamiento ha afectado a otras personas y si se han alejado de ella.
Transmítale que con tan solo pedir disculpas no se resuelve la situación, que es necesario que la comprenda.
Si su pareja no reconoce su comportamiento, si lo justifica y atribuye a otras personas la responsabilidad de su ira y explosiones, se reduce la posibilidad de cambio, porque no asume que forma parte del problema.
Le recomendaría leer al respecto para que pueda estimularla a buscar ayuda, y ofrecerse acompañarla. Si usted le hace notar el efecto que ha tenido sobre usted su comportamiento, la pondría a reflexionar.
Hable nuevamente con ella, explíquele la situación y exprésele qué tan afectado se encuentra. Intente describirle con precisión lo que siente y piensa al respecto y, sobre todo, lo que ha llegado a pensar como alternativa al sentirse agotado.
Iniciar este diálogo puede traer nuevas actitudes hacia el cambio. Si ella reconoce el efecto emocional que han tenido sus explosiones de ira sobre usted, se sentirá motivada a buscar ayuda.
En caso de que ella presente resistencia, manifiéstele cuál sería su decisión si no cambia.