Consultorio de Familia

Soraya Lara de Mármol

Pregunta de la lectora: Soy madre de adolescentes. Leí su columna anterior sobre el abuso de los celulares y redes sociales. El tema no es tan fácil como se suele pintar. En mi caso, mis hijos abrieron Facebook, Instagram y Twitter. Ellos, su papá y yo estamos en lo mismo. Esta situación es una desventaja. ¿Qué nos aconseja?

Respuesta de la terapeuta: El proceso de emigración de los modelos tradicionales de comunicación y socialización ha sido interesante. Los adultos, padres y abuelos han tenido como instructores a hijos, nietos y sobrinos.

Historias familiares compartidas y, por supuesto, en muchos casos, divertidas en este proceso de enseñanza-aprendizaje de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), paradójicamente, unen y distancian. La familia adquiere una estructura tipo isla.
Algunas características de este tipo de familia son distancia física y emocional pues cada quien se atrinchera. Los integrantes de la familia se reúnen solo en casos especiales o en momentos de tensión alta. La comunicación es escasa, muestran bajo compromiso emocional, no se preocupan por lo que les pasa a los demás. No colaboran para apoyar a sus hermanos y padres en las tareas cotidianas.
Las TIC son un medio para mantener el aislamiento en este tipo de familia. Estar conectados no es relacionase. Las emociones y los afectos no se transmiten de igual manera. La piel es el órgano más grande que poseemos, a través del cual se intercambian los afectos y las buenas sensaciones.
El hecho de que los hijos los hayan enseñado y tengan mayor conocimiento que la mayoría de los padres, no exime a estos de establecer las reglas del uso y las consecuencias en caso de incumplimiento.
La familia aglutinada tiende a ser permisiva, invasiva, con dificultad para mantener y definir normas claras y firmes. Le cuesta dar seguimiento. Es tan extremadamente laxa que los hijos hacen lo que quieren, creen que sus padres son incapaces de hacer cumplir las reglas y exigir el pago de las consecuencias.
Nos encontramos con algunos tipos de familias que no cumplen funciones protectoras para el buen uso de las tecnologías y las redes sociales.
Recomendaciones: padres que sean modelos a seguir, establecer horarios de uso y zonas libres de tecnologías, planificar actividades recreativas, encuentros y salidas familiares con la finalidad de conversar y redescubrirse.
La función socializadora de los padres es intransferible.