Consultorio de Familia

Soraya Lara de Mármol

Pregunta de la lectora: He hecho todos los intentos para que mi pareja colabore con nuestros hijos y las tareas del hogar. Si le pido ayuda porque estoy cansada dice que creo que es mi esclavo. A pesar de todo esto, quiero ser buena madre, buena esposa y buena empleada. No tengo apoyo de mi familia porque vive muy lejos. ¿Qué hago?

Respuesta de la terapeuta: La situación que usted plantea es una fuente de conflicto constante si su pareja no se integra con actitud colaborativa, espontánea y comprometida.

Quizás su esposo no ha comprendido que el cuidado de los hijos, la crianza y el apoyo como pareja son un compromiso ético familiar y emocional. No se trata de ayuda sino de responsabilidad. La tarea parental y las funciones del hogar son de ambos.

Percibirse como un esclavo y creer que las obligaciones y responsabilidades son solo de usted, limitan su capacidad para asumir cambios.

Intente no sentirse responsable de todo y sobrecargarse con más de lo que pueda asumir con la intención de ser mejor, pues eso también limita su capacidad de modificar sus actitudes.

Aspirar a ser la mejor esposa, madre y empleada no implica autoexplotarse, solo gana cansancio y pierde tiempo para disfrutar con sus hijos y su pareja.

Esa actitud no le ha dado resultado. Realice las tareas que pueda y si no le alcanza el tiempo las deja para otro día. Si su pareja le hace exigencias, puede decirle que no cumplió con ellas porque no cuenta con su colaboración y apoyo.

Es importante que él reconozca y valore que su integración como pareja y su actitud colaborativa son esenciales para el proyecto familiar.

Comuníquele que no podrá asumir todo porque no le alcanza el tiempo y está cansada. Cuando usted aprenda a hacer lo que pueda sin sentirse culpable o en deuda, podrá tener una visión diferente sobre usted misma y sobre él.

Autoexplotarse para ser la mejor no es una garantía de que él la reconozca y la valore como buena esposa y madre. Usted se mantiene en la relación y lo quiere a pesar de que él mantiene esa actitud. Si usted abandona su rol sacrificial, notará que él se mantendrá en la relación, situación que revelaría que permanece con usted por otras características o rasgos de personalidad que les agradan y el vínculo establecido.

Pregunta de la lectora: He hecho todos los intentos para que mi pareja colabore con nuestros hijos y las tareas del hogar. Si le pido ayuda porque estoy cansada dice que creo que es mi esclavo. A pesar de todo esto, quiero ser buena madre, buena esposa y buena empleada. No tengo apoyo de mi familia porque vive muy lejos. ¿Qué hago?

Respuesta de la terapeuta: La situación que usted plantea es una fuente de conflicto constante si su pareja no se integra con actitud colaborativa, espontánea y comprometida.

Quizás su esposo no ha comprendido que el cuidado de los hijos, la crianza y el apoyo como pareja son un compromiso ético familiar y emocional. No se trata de ayuda sino de responsabilidad. La tarea parental y las funciones del hogar son de ambos.

Percibirse como un esclavo y creer que las obligaciones y responsabilidades son solo de usted, limitan su capacidad para asumir cambios.

Intente no sentirse responsable de todo y sobrecargarse con más de lo que pueda asumir con la intención de ser mejor, pues eso también limita su capacidad de modificar sus actitudes.

Aspirar a ser la mejor esposa, madre y empleada no implica autoexplotarse, solo gana cansancio y pierde tiempo para disfrutar con sus hijos y su pareja.

Esa actitud no le ha dado resultado. Realice las tareas que pueda y si no le alcanza el tiempo las deja para otro día. Si su pareja le hace exigencias, puede decirle que no cumplió con ellas porque no cuenta con su colaboración y apoyo.

Es importante que él reconozca y valore que su integración como pareja y su actitud colaborativa son esenciales para el proyecto familiar.

Comuníquele que no podrá asumir todo porque no le alcanza el tiempo y está cansada. Cuando usted aprenda a hacer lo que pueda sin sentirse culpable o en deuda, podrá tener una visión diferente sobre usted misma y sobre él.

Autoexplotarse para ser la mejor no es una garantía de que él la reconozca y la valore como buena esposa y madre. Usted se mantiene en la relación y lo quiere a pesar de que él mantiene esa actitud. Si usted abandona su rol sacrificial, notará que él se mantendrá en la relación, situación que revelaría que permanece con usted por otras características o rasgos de personalidad que les agradan y el vínculo establecido.