Consultorio Familiar

Consulta

Pregunta de la lectora: Tengo 25 años de casada. Mi esposo no me demuestra cariño, no se comunica conmigo. Si está en la casa no comparte conmigo. No recuerdo la última vez que tuvo un detalle para agradarme. Me busca sexualmente solo cuando tiene interés, no porque yo también lo desee. Me siento muy triste y no sé qué hacer. ¿Cree que debo separarme?

Respuesta

Pregunta de la lectora: Tengo 25 años de casada. Mi esposo no me demuestra cariño, no se comunica conmigo. Si está en la casa no comparte conmigo. No recuerdo la última vez que tuvo un detalle para agradarme. Me busca sexualmente solo cuando tiene interés, no porque yo también lo desee. Me siento muy triste y no sé qué hacer. ¿Cree que debo separarme?

Respuesta de la terapeuta: Repetiré una y otra vez, hasta que sea necesario: Cada quien decide hasta dónde tolera lo insostenible emocionalmente. Tome en cuenta si su descompensación emocional es grave.
Lo valioso de tomar una decisión basada en la experiencia, la desconexión emocional, la indiferencia afectiva y la anulación como ser humano, es que fortalece su actitud ante una evaluación concienzuda. Es un acto consciente, no por recomendación.
Quien decide por opiniones de terceros está en riesgo de dudar y rechazar las argumentaciones de otras personas. Muchas veces, cuando se asume distancia del problema y disminuyen los recuerdos desagradables, aparecen los que se relacionan con situaciones que se considera fortalecen el vínculo para volver. Así justifican quedarse.
Mantener una decisión es fortalecer la visión de por qué se decide. La convicción es personal.
Valore las condiciones y las creencias que usted ha considerado para quedarse hasta el momento. Quizás sean esas creencias las que debe superar. Piense cuáles han sido las justificaciones que han rondado durante años y que han reforzado la permanencia en la relación que usted ha considerado injusta.
¿Qué implicaciones tendría para usted la separación? Tendría que tomar medidas para mantenerse firme y saber con cuáles recursos cuenta, entre ellos, su red de apoyo.
Seguridad, autoconfianza, firmeza, idea clara, red de apoyo y planes inmediatos de sobrevivencia, son pilares para mantener un plan de separación.
La decisión podría estar influenciada en caso de que usted pertenezca a algún grupo religioso o de creencias familiares rígidas frente al divorcio. De ser así, tendrá que tomarlo en cuenta.
Una vez haya hecho todas estas reflexiones la toma de decisión será más fácil y contundente, pues dependerá de una evaluación íntima.
Cuente con alguien de confianza con quien pueda discutir sobre las reflexiones que irá articulando en relación a su pregunta: ¿Me divorcio? El viaje de la vida junto a la pareja puede ser una experiencia nutritiva, de aprendizaje, de mutuo apoyo, de intercambios afectivos, de una sexualidad plena…


COMENTARIOS