Consultorio Familiar

Consulta

Pregunta del lector: Tengo más de 25 años de relación con mi pareja. Procreamos cuatro hijos. Nuestra relación ha sido muy conflictiva. Decidí separarme de ella, solo esperaba que nuestros hijos crecieran. ¿Le parece que tenga sentido decirle la verdad o le confiese que hace años no me siento feliz? ¿Debo decirle que he tenido un hijo con otra mujer?

Respuesta

Respuesta de la terapeuta: Su conciencia será la mejor consejera para determinar qué decisión tomar y en cuál momento lo informará. Lo que ocurre hoy son decisiones que usted asumió en el pasado.

Usted sabrá el grado de sinceridad que merece la situación. Independientemente de los conflictos ocurridos, tiene la responsabilidad de regirse por el principio ético relacional. Considere que su pareja le ha acompañado durante años, es la madre de sus hijos y ha sido un soporte en la crianza de ellos.

Enfrentar la situación será también difícil para ella. Fuerzas emocionales se activarán, como son la duda, la confusión, la frustración y el dolor emocional. Tendrá que procesar que usted haya convivido junto a ella por años y con una vida paralela.

Lo que planteo no es para que cambie su decisión, sino para que sea cauto y considere el impacto que tendrá para la familia. Usted decidirá, pero la situación cambiará para todos, por lo que debe quedar claro su nivel de participación una vez haya planteado la separación y no esté con sus hijos bajo el mismo techo.

Es probable que todo el sistema familiar reaccione a su decisión y a la declaración de lo que no estaba claro para todos. Es probable que su comportamiento, su presencia y la forma de participar en las actividades familiares se hayan modificado cuando usted comenzó a distanciarse.

La convivencia conyugal con déficit en el compromiso emocional conlleva al distanciamiento y sensación de extrañeza junto a ella, con falta de vivacidad afectiva, sin deseos de compartir en actividades comunes, y apatía sexual.

Piense con claridad y pregúntese qué perdería y qué ganaría con su toma de decisión. Como evaluador podrá determinar cuando la balanza se incline hacia lo que usted valore más.

Asuma su decisión, plantéela y hágase responsable de las consecuencias que tendrá que enfrentar a corto, mediano y largo plazo. A pesar de todo tendrá que seguir hacia adelante y mantener la vinculación con sus hijos.


COMENTARIOS