Consultorio de nutrición

Consulta

P: ¿Cómo aumentar la producción de testosterona en el hombre?

Respuesta

PR: La testosterona es la principal hormona sexual masculina, responsable de la fertilidad porque estimula la producción de espermatozoides, la aparición de los caracteres sexuales masculinos (tono de la voz, textura de la piel, pelo y distribución del vello corporal), y el desarrollo de músculos y huesos. Su producción comienza a disminuir a partir de los 30 años de edad.
Medidas naturales para aumentar la producción de testosterona:
1- Tener una alimentación saludable, a base de granos integrales, frutas y verduras frescas de colores intensos y variados (fuentes de antioxidantes); consumiendo un mínimo de 20-30% de las calorías en forma de grasas saludables (monoinsaturadas y omega-3). Las dietas ricas en frutos secos, pescados grasos frescos (salmón y atún), aceite de oliva, aguacate y mantequilla de maní, aumentan los niveles de testosterona; mientras que la deficiencia de grasas disminuye su producción. Eliminar azúcares simples, bebidas azucaradas y el jarabe de maíz alto en fructosa, porque disminuyen la producción de testosterona, al aumentar los niveles sanguíneos de insulina. Evitar los alimentos enlatados y las bebidas alcohólicas.
2-Controlar la obesidad, porque la grasa corporal produce aromatasa, una enzima que convierte la testosterona en estrógeno (hormona femenina). Evitar las dietas de reducción muy estrictas, con muy poca grasa, porque las grasas se necesitan para sintetizar testosterona. No perder más de 2-3 libras de peso por semana.
3- Los suplementos de zinc, vitaminas A, C, D, E y complejo B, aumentan los niveles de testosterona, la cantidad y la calidad de los espermatozoides. El consumo diario de 3 gramos del aminoácido D-aspártico (ausente en las proteínas) estimula la secreción de hormona luteinizante por la glándula pituitaria; y esta hormona estimula la producción de testosterona por los testículos en un 30-60%. También el jengibre aumenta la producción de testosterona en un 17%.
4- Controlar el estrés porque aumenta la producción de cortisol, cuyo exceso reduce los niveles de testosterona, y aumenta el riesgo de obesidad al estimular el apetito.
5- Practicar ejercicios físicos con regularidad (150 minutos a la semana), dormir por lo menos 6-8 h diarias, evitar el uso de calzoncillos ajustados (bóxers), y ¡ser fanático de un equipo o partido político ganador!


COMENTARIOS