Consultorio Ecológico

Consulta

P. Profesor, ¿es cierto que la visitación de turistas al Monumento Natural Saltos de Damajagua supera la capacidad de carga de esta área protegida?

Respuesta

R. Así es, la afluencia o cantidad de turistas que diariamente visitan los 27 Charcos o Saltos de la Damajagua, sorprendentemente está superando todas las proyecciones y expectativas creadas. Los datos que disponemos, sujetos a verificación por el Ministerio de Medio Ambiente, que es la entidad rectora de las áreas protegidas dominicanas, indican que el año pasado (2016), la visitación superó las 70,000 personas y que este año (2017), cuando se concluyan las estadísticas, esta cifra será ampliamente superada. Puerto Plata tiene que ser repensada rápidamente, pues el turismo la ha sorprendido y la llegada de visitantes, tanto por el Aeropuerto La Unión, como por el Puerto Ámbar Cove, que ya se aproxima al medio millón de extranjeros anualmente, supera toda capacidad de recepción, alojamiento, servicios, alternativas recreativas y demás exigencias del turismo de estos tiempos, donde la diversidad tiene que ir de manos con la calidad de la oferta.
Es decir, el problema de Puerto Plata que tanto tiempo tuvo que esperar el renacer del turismo, ya no es la baja demanda de visitantes, sino, su capacidad de oferta. Se están dando casos de cruceros que llegan con miles de turistas que quieren ir a conocer los Saltos de la Damajagua y en un solo día pueden presentarse hasta 600 cruceristas, algo que resulta imposible de atender, por la falta de capacidad de los servicios que allí se ofrecen.
A pesar de que Puerto Plata tiene siete áreas protegidas, todas con potencialidades para la visitación, solamente Isabel de Torres, La Damajagua, Bahía Luperón y en menor proporción, Lagunas Cabarete y Goleta, tienen facilidades mínimas para el ecoturismo; sin embargo, el Parque Nacional La Hispaniola, la más grande y con mayor diversidad de oportunidades para la visitación, incluyendo su valor histórico único a escala mundial, pues por allí entró la civilización al Nuevo Mundo con el Almirante Cristóbal Colón, permanece totalmente ajeno a la oferta de este polo turístico puertoplateño, el primero en desarrollarse en el país.
Con un mínimo de habilitación de servicios e infraestructura base, este parque nacional, junto al Santuario Marino del Norte, puede elevar a escala insospechada el desarrollo turístico de esta provincia, con novedades y niveles de calidad superiores a todo lo existente en el territorio dominicano.


COMENTARIOS