Contrastes

A1

La rendición de cuentas del presidente Danilo Medina de la semana pasada se caracterizó por el contraste entre éxitos e informaciones novedosas y ausencias de ciertos temas que debió tocar por ser prioritarios y porque preocupan a la población.
Citó que el país está cambiando mucho, pues se ha reducido la pobreza y ha crecido la clase media y ya los componentes de los segundos exceden a los primeros. Enfatizó que solo el 25% de los homicidios se han debido a actos criminales y delictivos pues el resto han resultado de pleitos entre familias y amigos. Somos cada día más digitales y tendremos educación a distancia.
Es indudable que el mayor logro de Medina, y por lo que será más recordado, es la gran mejoría en la educación. En la rendición de cuentas del año pasado dijo: “Ahora empieza lo que podríamos llamar la segunda revolución educativa. Y en esta fase, si bien seguiremos construyendo aulas, el mayor esfuerzo lo vamos a poner en que esas aulas que tendremos estén llenas de profesionales motivados y bien formados”. Por eso es chocante que no hiciera alusión ni a las huelgas que auspicia la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) ni que solicitara que desistan, más cuando el liderazgo de la ADP está conformado por congresistas peledeístas. La sociedad civil, a través de la campaña del 4% presionó exitosamente a Medina para que la hiciera suya y ahora el sindicato de maestros controlado por el PLD, partido de gobierno, boicotea la gestión del presidente. Y no luce deberse al conflicto Medina-Fernández que, por cierto, el 27 de febrero pasado se evidenció claramente, sino por un afán del PLD de controlar a todos los gremios ya sean médicos, ingenieros, abogados, etc. ¿Cuál es la solución? ¿Podrá el presidente controlar a su propia gente o tendrá que traer maestros de Cuba?
Los afanes del PLD de controlarlo todo abarca también a la UASD. Quedamos asombrados con la noticia de que altos funcionarios del gobierno se han reunido para decidir quién será el próximo rector de esa casa de estudios que ya no merece llamarse autónoma, ya que los partidos políticos son los que escogen a sus autoridades. Las que defienden el aborto gritan: “Saquen sus rosarios de nuestros úteros”. Los que defienden la educación superior deberían de exigir que todos los partidos saquen sus narices de la UASD.
Son solo dos ejemplos de cómo el PLD controla cada día más las organizaciones, pero también controla el Congreso, el poder judicial y el palacio. Ese es el mayor peligro que enfrenta nuestra economía, no tanto los déficits fiscales durante doce años corridos, algo inédito, el creciente precio del petróleo o el peso de la deuda. Esos constreñimientos políticos, típicos de regímenes dictatoriales, reducen el estímulo a la inversión al tiempo que golpean la democracia.
Con relación a Odebrecht, en su rendición de cuentas del año pasado Medina dijo: “Desde el primer día, la procuraduría general de la República procedió a gestionar ante los gobiernos de Brasil y Estados Unidos toda la información que pudiese contribuir a determinar quiénes son beneficiarios del esquema ilícito… Quiero señalar que la procuraduría está siendo especialmente proactiva, con el resultado de que en República Dominicana seremos los primeros en conocer las informaciones del ministerio público de Brasil un mes antes que el resto de los países. Conoceremos así en el mes de mayo (2017) la totalidad de la información confesada o descubierta en el caso Odebrecht… No existen vacas sagradas en este gobierno, ni existirán vacas sagradas fuera de él mientras yo sea el presidente de la República… por tanto en el caso de Odebrecht y cualquier otro caso, el ministerio público, el procurador y la justicia dominicana tienen plena potestad para investigar y actuar sin ningún tipo de limitaciones. Confiamos en que lleguen hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga”. La semana pasada sobre Odebrecht el presidente hizo mutis. Ya el procurador había pedido más tiempo para sus investigaciones.
También hizo mutis sobre la mina de oro de Romero. El año pasado dijo: “Nos encontramos ya en la recta final para superar el analfabetismo”. La semana pasada también hizo mutis sobre este tema.