Convierten contaminación en combustible

2B_Deportes_11_Auto2,p01

Un grupo de científicos americanos ha descubierto una fórmula que convierte el dióxido de carbono en etanol, sustancia que sirve como combustible.
El descubrimiento ha ocurrido en el ‘Departamento Científico Ridge’, en Estados Unidos y ha sido de forma no intencionada. “Hemos encontrado algo por accidente que ha funcionado”, asegura Adam Rondinone, uno de los científicos implicados en el descubrimiento.
“Estábamos intentando estudiar un paso para conseguir la reacción cuando nos hemos dado cuenta que el catalizador hacía todo el trabajo solo”. El catalizador, compuesto por carbono, cobre y nitrógeno, es capaz de convertir una mezcla de agua y dióxido de carbono en etanol con un 63% de pureza al aplicarle una pequeña descarga eléctrica de 1,2 voltios.
Dicho de otro modo: estos científicos han encontrado la forma de reciclar la contaminación convirtiéndola de nuevo en combustible. La ventaja del hallazgo es esencial en el ahorro de millones de dólares en combustible, reciclando uno de los compuestos más contaminantes del planeta.

Ya se había intentado antes transformar el dióxido de carbono en otras sustancias menos nocivas para el planeta. Es el CO2 en forma de gas el responsable del mayor peligro en cuanto a contaminación.

No es la primera vez que se produce un importante descubrimiento de forma casual; otras innovaciones como la penicilina y el microondas, fueron creadas gracias a afortunados errores.