Copppal advierte que “peligros” acechan a Brasil si Bolsonaro gana elecciones

Sr. Manolo Pichardo

Santo Domingo. El titular de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), el dominicano Manolo Pichardo, advirtió hoy sobre los peligros que acechan a Brasil y el mundo si Jair Bolsonaro logra imponerse en la segunda vuelta de las presidenciales en ese país.

Pichardo afirmó, en un comunicado, que Bolsonaro “rebasó los límites de las fuerzas conservadoras para coquetear, desde sus pronunciamientos y acciones, con la esencia misma del nacionalsocialismo”.

“Con el candidato que triunfó en primer turno -aunque no tuvo los votos suficientes para imponerse- he visto preocupación hasta en los sectores que adversan a las organizaciones progresistas que ven en él una amenaza que profundizaría la inestabilidad económica, política y social que vive el gigante suramericano desde el golpe de Estado a Dilma Rousseff”, opinó el dirigente latinoamericano.

Destacó que lo que se conoce de este exmilitar “comprometido con la dictadura” causa espanto y despierta el temor de volver a épocas superadas en donde la intolerancia, la violación a los derechos humanos y el desprecio a la dignidad humana marcaban la cotidianeidad de los ciudadanos (brasileños).

“Justificar la tortura, despreciar a las personas por el color de su piel o ser extranjeras; mostrar hostilidad contra las mujeres al punto de manifestarle a una diputada que no la violaba porque no lo merecía, son conductas que advierten sobre la peligrosidad de que un individuo con semejantes credenciales gobierne el país más poderoso de América Latina”, afirmó Pichardo.

Consideró que lo está en juego en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales brasileñas este 28 de octubre, es el “quiebre definitivo” de las ya debilitadas instituciones democráticas y todo lo que ello implica para la vida de los brasileños, latinoamericanos y el resto de los ciudadanos del mundo “porque lo que ocurra en Brasil tendrá repercusiones globales”.

A una semana para la celebración de la segunda vuelta brasileña, los más recientes sondeos otorgan al ultraderechista Bolsonaro un 59 % de los votos válidos, frente al 41 % que obtendría el candidato socialista Fernando Haddad, heredero político del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, condenado por corrupción.