Cordon Bleu, la academia de arte culinario de París

http://hoy.com.do/image/article/18/460x390/0/9B914B59-BF8F-4FFC-812A-E0BEEFD4581E.jpeg

Fundada en París a finales del siglo XIX, la escuela Cordon Bleu se ha forjado a lo largo de los años una reputación internacional por la excelencia de su enseñanza. Sus técnicas las transmiten hoy 80 chefs de prestigio en 22 establecimientos repartidos en 12 países. En el centro de este resplandor, una verdadera distensión, la pasión por el oficio y una gran profesionalidad.

Visitar la escuela parisiense de Cordon Bleu y asistir a una demostración de cocina o de repostería es descubrir la profesionalidad, la paciencia y la creatividad que emanan de sus clases. Y también es tentar la gula. Ninguno de los cinco sentidos está excluido de este paraíso. Cacerolas que borbotean, aromas suaves y especias desconocidas, chocolates esculpidos, arco iris de helados y sabores embriagados….¿de verdad la gula es un defecto?

Enmarcado y colgado en los pasillos de la escuela, el menú de cena de la coronación de Isabel II en 1953 es una de las particularidades que atrae la atención de los visitantes. El acontecimiento se recuerda hoy por haber sido el primer evento trasmitido en directo en la pequeña pantalla, pero también por su cena, protagonizada por el “coronation chicken” (pollo de la coronación), creado especialmente por los chefs del Pequeño Cordon Bleu de Londres. La escuela principal, conocida muy rápido por su excelencia, contaba ya entonces con numerosos centros en el extranjero.

[b]Fama internacional[/b]

La escuela Cordon Bleu adquirió fama internacional desde sus primeros años. En 1897 entró a la escuela el primer estudiante ruso, seguido en 1905, del primer alumno japonés. 20 años más tarde, el número de nacionalidades se elevaba a 10, y en 1927 el diario inglés Daily Mail calificaba el establecimiento de “Babel de nacionalidades”. Su aspecto cosmopolita se vio acompañado de la proliferación de escuelas secundarias. Rosemary Hume, antigua alumna de París, creó el Pequeño Cordon Bleu en Londres en los años 30 del pasado siglo. Igual de emprendedora, la norteamericana Julia Child salió de la escuela en 1950 para convertirse en la primera americana en enseñar cocina por televisión al otro lado del Atlántico.

Hoy, Cordon Bleu está presente en 12 países y cuenta con 22 escuelas que forman cada año a 12.000 estudiantes de más de 70 nacionalidades. La escuela cuenta con la reputación de su enseñanza y se distingue por su excelencia debido al rigor, el talento y la pedagogía de sus más de 80 chefs. Muchos de ellos han dirigido a lo largo de su carrera las cocinas de restaurantes distinguidos con las estrellas Michelín, y su trayectoria les permite hoy desvelar los secretos técnicos y artísticos de la gastronomía francesa. Entre ellos, Bernard Guilhaudin, antiguo chef del restaurante Laurent o de la Tour d Argent de París y actual director técnico de la escuela Cordon Bleu de Tokyo, Jean Claude Boucheret (restaurante le Doyen en París) e incluso Nicolas Bernadé, antiguo chef de repostería de la casa Dalloyau.

[b]Cursos disponibles[/b]

Cordon Bleu ofrece a sus estudiantes ciclos muy variados, entre ellos un programa intensivo completo de nueve meses (ciclo clásico) durante el que se imparten clases de cocina y cursos clásicos de repostería francesa. El Gran Diploma, que cierra la formación, es un auténtico pasaporte internacional de gastronomía, que asegura a sus poseedores un futuro seguro, independientemente del continente en que ejerzan. La escuela no se ha limitado sin embargo a los diplomas de cocina o de repostería. Desarrolla desde hace varios años ciclos de nivel universitario en gestión (másters), formación reconocida en Estados Unidos, Canadá, Australia o Japón, para abrir camino a las carreras de restauración, hostelería o turismo.

www.cordonbleu.edu