Corea dice tiene armas nucleares para defenderse de EU

Seúl, 20 dic (EFE).- Corea del Norte reafirmó hoy que posee armas nucleares como medida “necesaria” y “legitima” para defenderse ante Estados Unidos, según publicó la agencia oficial de noticias norcoreana KCNA.

“Técnicamente seguimos en guerra con EEUU. Por eso nos vimos forzados a producir armas nucleares y a continuar mejorándolas para defendernos de EEUU”, señala el comunicado emitido por el régimen comunista.

“Se trata del nuestro ejercicio natural y legítimo de autodefensa”, agrega el texto reproducido por la agencia surcoreana Yonhap.

Este despacho de la KCNA sigue a otro emitido horas antes que señalaba que Pyongyang continuará desarrollando sus actividades nucleares como respuesta al reactor nuclear que había prometido construir la comunidad internacional y que no llevará a cabo.

La Organización para el Desarrollo de la Energía en la Península Coreana (KEDO, según sus siglas en inglés) decidió a finales de noviembre poner fin al plan de construcción de dos reactores atómicos de agua ligera según lo acordado en 1994 por Corea del Norte y EEUU.

KEDO decidió abandonar el proyecto por el incumplimiento norcoreano de su cláusula principal, la renuncia a su incipiente programa nuclear militar, y la falta de avances notables en las conversaciones para su desarme.

“Cuando llegue el momento, construiremos a nuestro gusto un reactor de agua pesada, basado en nuestra tecnología y potencial, e incrementaremos nuestras actividades nucleares pacíficas”, aseguró hoy Corea del Norte.

Estas duras declaraciones norcoreanas se producen durante un receso en el proceso de las negociaciones a seis bandas para la desnuclearización del régimen comunista.

A principios de noviembre concluyó sin avances la primera parte de la quinta ronda de estas conversaciones.

El regreso de Corea del Norte a la mesa de la negociación en la que figuran Corea del Sur, EEUU, Rusia, China y Japón, se halla también en el aire por la tensión generada por las sanciones financieras impuestas por Washington a Pyongyang. EFE