Correa reconoce perdieron partido importante, pero estan en competencia

Carlos Correa y José

Houston. Los Astros de Houston que perdieron por 6-2 ante los Dodgers de Los Ángeles en el Cuarto Juego de la Serie Mundial que ahora está empatada a 2-2.

“Hay que reconocer que fue un partido tenso, que no se decidió hasta el último ‘inning’, y por lo tanto se convirtió en un buen partido”, declaró Correa al concluir el partido que se disputó en el Minute Maid Park de Houston.“Lamentablemente no pudimos salir con la victoria, pero hay que estar preparados para el duelo del domingo”.

La derrota fue la primera que sufrieron los Astros en su campo en lo que va de la fase final después de haber tenido marca perfecta de 7-0, incluido el triunfo que lograron el Tercer Juego.

“Hay que regresar con la misma energía”, subrayó Correa. “La serie esta empatada y por lo tanto no estamos eliminados, sin opciones al título, sino que estamos haciendo el máximo de esfuerzo para poder ganar”.

La polémica surgida con el gesto racista que hizo su compañero, el primera base cubano Yuli Gurriel, contra el abridor japonés Yu Darvish, en el Tercer Juego, también estuvo presente en la valoración de Correa.

El torpedero boricua estelar de los Astros dijo que todos se habían sentidos aliviados al conocer la suspensión por cinco partidos de Gurriel, pero para que los cumpla al inicio de la próxima temporada. “Claro que fue un gran alivio con que no se viera afectado para la Serie Mundial porque es un gran pelotero, que necesitamos en la alineación titular y también en el terreno de juego”, subrayó Correa que se fue de 2-0.

Sin embargo, rechazó que el incidente hubiese generado algún tipo de distracción dentro del equipo que al final les costase la derrota ante los Dodgers. “No creo que fue un tipo de distracción para el equipo ni para él”, valoró Correa.

“Gurriel estuvo ahí para jugar hoy. Son cosas que suceden y tienes que pasar la página y enfocar el esfuerzo en lo que uno puede controlar y obviamente salir al terreno de juego y tratar de hacer el mejor trabajo posible”. Como lo hizo el guardabosques de origen puertorriqueño George Springer que mantuvo el protagonismo con bate y pegó su segundo vuelacercas en el Clásico de Otoño. Springer hizo sonar el tolete, solitario, para los Astros que tuvieron la ventaja parcial de 1-0 hasta la parte alta de la séptima entrada.

Los Dodgers pusieron números iguales de 2-2 en el Clásico de Otoño, que se juega al mejor de siete, y obligan a que se jueguen por lo menos seis partidos para definir al campeón, lo que significa que ambos equipos tendrán que volver a Los Ángeles, algo que no preocupa a Correa. “No se puede decir frustración lo de haber perdido el partido en nuestro campo”, reiteró Correa. “Sabemos que el béisbol es un deporte que a veces puede ser cruel, tenemos nuestros mejores y peores momentos, y por eso que no se puede uno confiar”.

Correa fue categórico cuando dijo que había que pasar página rápidamente. “La derrota ya está asumida, y de ahí que estaremos ante un nuevo día, partido del que debemos disfrutar al máximo y como es lógico tratar de ganarlo”, subrayó Correa.

El torpedero boricua admitió que el factor campo siempre es algo muy importante y de ahí que la concentración máxima debe estar puesta en volver ganar el Quinto Partido sin pensar lo que pueda suceder cuando les toque viajar a Los Ángeles.

“La casa siempre ha tenido un gran valor, pero ahora hay que enfocarlo con la mentalidad de ganar el juego del domingo y si lo logramos nos colocamos en una buena posición”, destacó Correa. “Al final del día no importa donde tienes que jugar sino lo que quieres conseguir”.

De ahí que la vuelta a Los Ángeles no es algo que les quite el sueño a los peloteros de los Astros. “No importa tanto si es aquí o en la ruta donde tenemos que jugar, lo que debemos hacer siempre es completar el mejor béisbol y de ahí que estamos ya mentalizados para volver a Los Ángeles”, agregó Correa