Costos no salariales en el país alcanzan más de 54.78 por ciento del salario anual

11

Los costos no salariales del mercado laboral pueden representar en el primer año el 54.78% del salario anual de un empleado y hasta 223.05% si este empleado dura 20 años en la empresa, según un análisis realizado por el Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES).
El economista de la entidad Miguel Collado Di Franco expone en el análisis que los altos niveles de costos no salariales, unidos a otros costos, limitan el mercado laboral y, en particular, el formal. En adición, inciden sobre los niveles salariales.
“Los dominicanos viven las consecuencias de tener menores ingresos y, en adición, de que el costo de vivir en el país es mayor al que prevalecería bajo otras condiciones”, explica.
En la tabla que contiene este artículo se puede ver la erogación mínima por empleado que debe realizar un empleador. En el primer año, por ejemplo, la legislación vigente establece un costo equivalente a 29.3 por ciento del salario del empleado; o unos 30 pesos adicionales a cada 100 de salario anual. Estos 30 pesos incluyen los beneficios correspondientes a la Seguridad Social, el pago que realiza el empleador al Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (Infotep), el salario de Navidad (regalía pascual) y las vacaciones del asalariado.

En la línea nueve aparecen los costos laborales no salariales para un empleado laborando en un empresa con utilidades netas. De acuerdo al Código de Trabajo de la República Dominicana, las empresas están obligadas a distribuir entre sus empleados el 10% de las utilidades después de impuestos. El monto a recibir se calcula llevando los días de salario que indica la Ley 16-92 a una base anual. Por ejemplo, a un empleado que haya trabajado menos de tres años le corresponderían 45 días de salarios o el 15.74% del salario anual. Para el primer año, el costo por empleado resultante es equivalente al 45.04% del salario anual; la suma del 29.6% de la línea siete y el 15.74% proveniente de la línea ocho. Es decir, en una empresa que reparta el 10% de sus beneficios después de impuestos entre sus empleados, el costo laboral no salarial podría alcanzar 45 pesos por cada 100 de salario por empleado, dice el estudio de Collado.

Indica que la misma Ley 16-92, establece el monto a ser pagado por concepto de preaviso y cesantía. Este es un costo que las empresas deben considerar cada año, independientemente de que se produzca un despido o no.
En la tabla, la línea 12 muestra los costos laborales no salariales totales, incluyendo preaviso y cesantía. En el primer año representan el 54.78% del salario anual, alcanzando el 223.05% del salario anual para un empleado de 20 años. Si la tabla fuera extendida, el costo total continuaría incrementándose por el hecho de que, contrario a los demás costos, la cesantía no tiene límite en República Dominicana.

Collado explica que al analizar el mercado laboral dominicano se evidencia que resulta costoso emplear dentro de la formalidad y que los costos administrativos son mayores.
“Los costos laborales no salariales inciden sobre la posibilidad de los emprendedores de poder ofrecer mayores salarios, ya que se unen a los demás costos que tiene la economía”, señala Collado.