Creen que la crisis económica argentina pasa a ser política

Argentine President Mauricio Macri delivers a press conference at Casa Rosada presidential palace in Buenos Aires on October 23, 2017 in the aftermath of national legislative elections. Argentina's President Mauricio Macri's center-right coalition swept crucial midterm elections Sunday and emerged with a strengthened hand to carry through pro-market economic reforms. Macri's Cambiemos, or "Let's Change," won in 13 of Argentina's 23 provinces, as well as in the capital Buenos Aires, according to almost completed counts early Monday. / AFP / JUAN MABROMATA
Argentine President Mauricio Macri delivers a press conference at Casa Rosada presidential palace in Buenos Aires on October 23, 2017 in the aftermath of national legislative elections. Argentina's President Mauricio Macri's center-right coalition swept crucial midterm elections Sunday and emerged with a strengthened hand to carry through pro-market economic reforms. Macri's Cambiemos, or "Let's Change," won in 13 of Argentina's 23 provinces, as well as in the capital Buenos Aires, according to almost completed counts early Monday. / AFP / JUAN MABROMATA

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, renovó su “fuerte respaldo” al Gobierno de Mauricio Macri luego de una conversación telefónica entre ambos mandatarios, un apoyo clave para que el Gobierno pueda cerrar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI ) y adelantar el desembolso de fondos frescos para despejar las dudas sobre la capacidad de pago de la Argentina.
“Esta mañana, hablé con el presidente de la Argentina, Mauricio Macri, y reafirmé el fuerte respaldo de los Estados Unidos a la Argentina durante este momento tan difícil”, indicó Trump a través de un comunicado. Trump indicó que la Argentina es un “socio estratégico” de Washington, y afirmó que Macri, a quien conoce desde hace décadas y con quien hizo negocios, está haciendo un “excelente trabajo” ante una “difícil situación económica y financiera”.
“Confío en el liderazgo del presidente Macri, y recomiendo encarecidamente y apoyo su involucramiento con el Fondo Monetario Internacional para fortalecer las políticas monetarias y fiscales de la Argentina para hacer frente a los desafíos económicos actuales del país”, cerró el mandatario.
El apoyo del presidente Donald Trump a su homólogo Mauricio Macri ni el inicio de las negociaciones para un nuevo acuerdo entre el FMI y Argentina impidieron que el peso argentino se deprecie otro 1,6% frente al dólar.

Para algunos analistas, la caída del preso argentino ayer (reflejada en otro avance de $38,99 a 39,69 del dólar minorista o de $38,20 a $38,88 del mayorista) hubiera sido aún mayor si no se hubiera producido una fuerte intervención el Banco Central (BCRA) que subastó US$358 millones en un mercado que negoció apenas US$393 millones, la cifra más baja en meses para una rueda normal, para limitarla.
“Esto demuestra que la plaza opera condicionada por “la percepción de que el billete mañana puede estar más caro, lo que hace que la oferta privada se mantenga retraída”, observa el analista financiero Christian Buteler.

Para algunos analistas, los bonos de la deuda seguían en retroceso, la tasa de riesgo país en alza y los costos de un seguro contra un posible default volvían a coquetear con los máximos superiores a los 800 puntos ya alcanzados al fin de la semana pasada, es decir, antes que el Gobierno le “pida gancho” al mercado para ponerse a trabajar durante el fin de semana en el paquete de medidas anunciado el lunes.
Para algunos analistas, la escéptica reacción del mercado se verifica porque la crisis argentina, aunque tiene enormes consecuencias económicas y tuvo incluso esa raíz, pasó a ser política. “El programa anunciado, en general, es positivo. Pero las preocupaciones sobre el alcance de la recesión, la política y sus riesgos de implementación mantendrán los ánimos de los inversores bajos en los próximos meses”, había advertido en un informe Daniel Chodos, estratega de la banca de inversión Credit Suisse.
A la desconfianza externa se suman las múltiples señalas sobre la desconfianza local.