Cremas para proteger tu cara y tus manos

Los activos de las cremas hacen frente a los signos del tiempo.

Durante los días más fríos, la piel necesita cuidados especiales. El frío, el aire y la humedad, así como el uso de prendas que dificultan la transpiración y la eliminación de las células muertas, pueden influir de forma muy negativa sobre ella, produciendo una importante deshidratación.
Saber protegerla y cuidarla durante estos días resulta fundamental para que siga manteniéndose sana.
Hidratación: el principal objetivo. Uno de los principales efectos del frío sobre la piel es la deshidratación. La piel se reseca debido a que las capas exteriores -epidermis- se engrosan.
Esta capa más gruesa de piel se vuelve más dura por la pérdida de humedad y puede resquebrajarse, por lo que es necesario el uso de productos que aporten hidratación y protejan la piel de las agresiones externas.
Rostro. Por el día, lo más adecuado es usar una crema con factor de protección solar que, además, hidrate ayudando a mantener el grado de humedad.
Por la noche se recomienda utilizar cosméticos más untuosos, cremosos, ya que su misión es reparar los daños producidos durante el día, aprovechando la renovación nocturna.
Busca cremas con vitamina F (que fortalece la epidermis) o vitamina K (para reducir las venitas, si tienes ese tipo de problema).
Hay que proteger especialmente la nariz y los pómulos, ya que la piel de esa zona es más fina.
Manos. Podemos proteger esta parte del cuerpo, tan expuesta al peligro ambiental, con una buena crema de manos filmógena y con poder epitelizante. Las hay muy concentradas y con buen aroma.

Las  nueces y el envejecimiento

Más allá de su valoración gastronómica, las nueces tienen algunas propiedades que pueden resultar muy beneficiosas para la salud y la belleza de las personas. Por ejemplo,  son uno de los alimentos con más antioxidantes, lo que previene y ralentiza la aparición de los efectos del envejecimiento prematuro.

La beneficiosa mandarina

Las mandarinas hacen mucho más que proporcionar un sabor agradable. Este cítrico tiene una serie de beneficios para  la piel. El consumo regular de zumo de mandarina hace que la piel brille y mejora su tono  en gran medida. Además, los antioxidantes presentes en esta fruta protegen la piel de los rayos UVA.


COMENTARIOS