Criminalidad debe ser enfrentada con la Palabra de Dios

Obispo Randy Guillen, de la iglesia Casa del Altísimo. 10-09-18 Fuente Externa.

El pastor Randy Guillén, de la iglesia Casa del Altísimo, declaró que la criminalidad, la desintegración de la familia y los casos de escándalos en la Policía Nacional solo se solucionarán cuando los dominicanos, incluyendo las instituciones del Estado, pongan a Dios en el centro de sus vidas.
El religioso se pronunció luego de participar en el Desayuno de Oración, que ayer se celebró en la Cámara de Diputados y al que fue invitado para clamar por la paz de la nación dominicana. Acompañado de su esposa, Ydelka del Rosario, Guillén instó a educar a los hijos y exhortó a los padres educar en valores y con el ejemplo.
Saludó la jornada de oración que realiza la Cámara de Diputados, ceremonia de fe que a su entender, debe ser emulada por las demás instituciones del país, ya que Dios debe estar en el centro de todas las actividades de los dominicanos.
Dijo que los atracos deben ser enfrentados con más planes de atención para las personas y poner especial cuidado en los jóvenes.
Guillén manifestó que en su seno hogareño se come todos los días en familia, y que esta es una de las acciones que más conecta a los padres con los hijos.
El pastor hizo un aparte, además, para orar por los periodistas.
El Desayuno de Oración lo encabezó la diputada peledeísta Ysabel de la Cruz, quien recomendó a los padres sacar tiempo para educar a sus hijos y compartir más tiempo con ellos.
Guillén asume que la gran falla está en la falta de atención que los padres tienen con sus hijos. “Debemos estar menos tiempo en las calles y más tiempo con nuestros hijos”.


COMENTARIOS