Crisis Latinoamérica van a ONU

United Nations Secretary General Ban Ki-Moon addresses the 62nd UN General Asssembly at the United Nations, 25 September 2007. AFP PHOTO/Emmanuel DUNAND
United Nations Secretary General Ban Ki-Moon addresses the 62nd UN General Asssembly at the United Nations, 25 September 2007. AFP PHOTO/Emmanuel DUNAND

NUEVA YORK
Más de 300 muertos en Nicaragua. Miles de venezolanos huyendo hacia el sur. Un tambaleante proceso de paz colombiano. Latinoamérica encara momentos difíciles que se debatirán la semana que viene durante la reunión anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas, precisamente en un momento en que varios países de la región mantienen roces con la organización.
Durante la cita global en Nueva York no se espera que se solucionen grandes problemas, pero sí que se fomente el debate sobre los temas más candentes de la región.
“Definitivamente habrá discusiones sobre Nicaragua, sobre Venezuela y su crisis democrática y migratoria y creo que también hay preocupación sobre el proceso de paz en Colombia, que tiene repercusiones para Ecuador y otros”, dijo Geoff Thale, de la Washington Office on Latin America, una organización que promueve la defensa de los derechos humanos en el hemisferio.
Agregó que “creo que será una Asamblea General interesante y que será interesante ver cómo el mundo reacciona a discursos como el de (el presidente de Nicaragua Daniel) Ortega, si viene, y, si viene, el de (el presidente venezolano Nicolás) Maduro”. Más que en la propia Asamblea será en las reuniones privadas entre altos mandatarios donde se abordarán los asuntos importantes. De hecho, se espera que haya un encuentro entre los cancilleres de Argentina, Chile, Colombia, Paraguay y Perú para firmar una carta con el objetivo de denunciar a Maduro ante la fiscalía de la Corte Penal Internacional por violación de los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad. Venezuela vive una compleja crisis económica y social. Más de 1.6 millón de venezolanos han salido de su país desde inicios de 2015 y 90% de ellos se han quedado en Sudamérica, según cifras de Naciones Unidas. La mayoría se ha refugiado en Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. En algunos de estos países ya ha habido roces entre la población local y los venezolanos recién llegados.
Para Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano, Venezuela será un tema prioritario. “Es un tema inevitable a nivel regional porque Venezuela obviamente es un problema muy complicado para toda la región”, dijo el experto. “Hay que ver cómo responder a la situación política y también cómo abordar el tema de refugiados en Colombia y otros países”. Maduro no ha confirmado si acudirá a la cita. Su gobierno rechazó este año un informe de la oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU en el que se criticaba la situación de los derechos humanos en ese país. La situación de Nicaragua también generará cierta expectación la semana que viene: quizás Ortega hable en la Asamblea, algo que no ha hecho en los 11 años que lleva en el poder.
Más de 300 personas han muerto en el país centroamericano desde mediados de abril, cuando jubilados y estudiantes salieron a las calles para protestar contra los recortes en la Seguridad Social decretados por Ortega. El gobierno nicaragüense ha sido acusado por la ONU de abusar de la fuerza y torturar a manifestantes. Como respuesta, Ortega expulsó del país al representante del Alto Comisionado de la ONU.