Hoy Digital

Cuadro sanitario delicado

El Ministerio de Salud Pública ha tomado medidas de prevención ante el fallecimiento por meningitis de un niño y el posible contagio de otros detectado en un plantel escolar de Santo Domingo Oeste. Paralelamente, el número de muertos por leptospirosis ha ido aumentando hasta acercarse al medio centenar, y veintenas de miles de personas están aquejadas de enfermedades respiratorias agudas que pueden resultar peligrosas si no son tratadas debidamente y a tiempo. El cuadro sanitario parece el resultado de un conjunto de factores agravados por las persistentes lluvias, las inundaciones y los cambios de temperatura que ha experimentado el país en esta parte del año.
Las medidas de prevención adoptadas por Salud Pública deberían ser reforzadas por las autoridades responsables del manejo de servicios públicos como la recogida y disposición final de la basura, así como el suministro de agua potable. Las autoridades deberían involucrar a la población en operativos destinados a eliminar depósitos de agua de lluvia que sirvan de hospederos para mosquitos transmisores de enfermedades como dengue, zika y chicungunya. La meta debe ser evitar un agravamiento del panorama sanitario que ya tenemos por causa de la leptospirosis, la meningitis y las afecciones respiratorias agudas. Tenemos que salirle al paso a la posibilidad de que a esta situación se sumen las enfermedades endémicas estacionales.

 

¿Depredación en Valle Nuevo?

Parece que ha habido flaquezas en el proceso de recuperación del área protegida de Valle Nuevo. El Consejo Ambiental de Constanza afirma que ha continuado la agropecuaria insostenible que se suponía prohibida y que inclusive se están otorgando créditos para actividades productivas proscritas en la zona. Tampoco se ha emprendido la recuperación de la foresta de las riberas de los ríos.
Parece que el Ministerio de Medio Ambiente ha descuidado las operaciones de rescate de esa zona responsable del nacimiento de nuestros ríos más caudalosos, de nuestras fuentes más importantes de agua potable. El desalojo de la agricultura insostenible y los asentamientos humanos perjudiciales en Valle Nuevo debe ser asumido con la seriedad que amerita una medida de protección ambiental tan importante como esa.