Cuando no se conservan los embarazos

24_09_2018 HOY_LUNES_240918_ ¡Vivir!1 C

Perder un embarazo no es fácil para ninguna familia, pero perder varios de manera consecutiva es aun peor.
Este tipo de pérdidas puede generar desesperanza y estrés en la familia; sin embargo, tener abortos recurrentes no significa que no se pueda procrear más adelante.
Así lo afirma el doctor Samuel Guerrero, especialista en embarazos de altos riesgos y abortos recurrentes, quien especifica que se conoce como abortos recurrente cuando se tienen dos o más pérdidas de manera consecutiva y se considera aborto cuando el embarazo es menor a 20 semanas de gestación.
Señaló que la pérdida gestacional recurrente espontánea es multifactorial, por lo que pueden existir diversas causas, aunque detalló que a veces no se encuentran razones aparentes de la pérdida.
“A veces no existe una explicación clínica para estas pérdidas, simplemente no se hayan causas aparentes”, asegura Guerrero, quien ofrece consulta en Women’s Care Center.
Explicó que lo primero que se debe hacer, luego del aborto, es una evaluación completa. “Una mujer que ha tenido dos pérdidas o más, lo primero que se debe hacer es un estudio genético a ambos padres, para determinar si existe alguna condición genética que en ellos no se manifestó, pero si pudiera ocasionar que se le presente al bebé y que por lo tanto se aborte”, señala.
Dentro de las causas más comunes a investigar luego de un aborto espontáneo, el especialista citó las alteraciones uterinas, las congénitas (la mujer haya nacido con una malformación en el útero) o que por los mismos abortos, provocados o espontáneos se le hayan practicado legrados (limpieza uterina) y que se le haya quedado alguna cicatriz en el útero (sinequia).
Sobre las causas no genéticas, el galeno menciona los miomas dentro del útero, los pólipos y el síndrome de ovario poliquístico.
“Toda mujer que tiene un aborto se le tiene que examinar el útero, ya sea por una sonografía, una histerosonografía o incluso una histerosalpingografía (examen de rayos x de las trompas de Falopio y el útero) para verificar el estado de este por dentro”, especifica el médico.
También es necesario hacer una evaluación hormonal de la mujer, para descartar hipotiroidismo o hipertiroidismo, ambas causantes de abortos.
Así mismo es necesario verificar si la paciente pudiera ser diabética y no lo sabe, debido a que los niveles de azúcar muy altos pueden provocar este tipo de pérdida. También se debe verificar cómo están los niveles de hormonas, pues hay mujeres que aunque ovulan, tienen una producción baja de progesterona.

Recalca que la mujer debe evitar embarazarse nuevamente hasta que se determine qué puede provocar estas pérdidas.
“Si una mujer ha perdido dos o tres embarazos, las probabilidades de que pierda el siguiente son altísimas, por lo que deben usar algún método anticonceptivo, hasta tanto se determine la causa de los abortos”, aconseja Guerrero.
El tiempo prudente de espera, según el especialista, es de por lo menos dos menstruaciones, debido a que si la paciente fue sometida a un legrado, debe dar tiempo a que su útero se recupere.

“Una paciente que ha tenido abortos de repetición, debe buscar un ginecólogo especialista en embarazos de alto riesgo, porque debe ser sometida a una serie de estudios y pruebas para determinar qué puede causar los abortos y tratar la causa antes de embarazarse”, recalca Samuel Guerrero.
El galeno concluye recomendando que la mujer que va a contemplar tener su primer bebé debe acudir a su ginecólogo a una consulta preconcepcional, para someterse a una serie de estudios y determinar si hay alguna condición que haya que tratar para evitar un aborto.