Cuando se padece cáncer oral; conozca las áreas más afectadas

63636

El cáncer se puede describir como una masa de tejido dura o ulcerosa.
Se caracteriza por una reproducción anormal celular, teniendo como consecuencia una alteración de las funciones celulares. Comúnmente se dice que en sus inicios es indoloro; sin embargo, hay señales de alerta que no deben pasar desapercibidas, las cuales ayudarán para la prevención o un diagnóstico en sus primeros estadios.
El pronóstico de un cáncer está íntimamente ligado al momento de su diagnóstico y al tipo de cáncer. Claro está, otros factores son importantes, como las condiciones de salud del paciente, tipo de tratamiento y la respuesta del organismo y su actitud ante la situación.
Las áreas más comunes donde se presenta el cáncer bucal son: labio inferior, parte posterior de las amígdalas y glándulas salivales.
El diagnóstico a tiempo. Lamentablemente un alto porcentaje del cáncer oral tiene pronóstico desfavorable o amerita tratamientos radicales.
La principal causa de esto, es su diagnóstico tardío, ya que el paciente no identifica los síntomas y signos y acude tarde a la consulta.
Se debe acudir con urgencia al odontólogo ante la presencia de una llaga que persiste en los labios y/o carrillos que sangra ante cualquier estímulo, una masa dura en las encías, alteración de la voz y el sentido del gusto, pérdida de la sensación en un área de la boca, presencia de una o más manchas blanquecinas o rojizas en la cavidad oral, dificultad para tragar o masticar los alimentos, dolor sin causa aparente; ya que estos son signos y síntomas que no se deben pasar por alto. Fumar, masticar tabaco, ingerir alcohol en exceso y la herencia son factores determinantes, no solo en el cáncer oral, sino en el cáncer en general.

El tratamiento de cáncer oral debe ser determinado por un equipo de especialistas: odontólogo, oncólogo, cirujanos y psicólogos, entre otros, y el mismo puede incluir quimioterapia, radiaciones y cirugía.
Durante el proceso de tratamiento es muy importante darle un seguimiento muy de cerca al paciente con su odontólogo.
Muchos de estos procedimientos pueden ocasionar daños colaterales como la disminución del flujo salival.


COMENTARIOS