Cuba trata superar daños Irma

A1

Tres días después de que el huracán Irma se ensañara con Cuba y con los enormes daños aún por cuantificar, la isla se esfuerza por recuperar la normalidad lastrada por la falta de electricidad, mientras despide a miles de turistas a los que el ciclón dejó varados en el país. Las calles de La Habana y de las zonas de la costa norte barridas por Irma el pasado fin de semana han sido tomadas por brigadas de operarios estatales que retiran escombros, enderezan postes y semáforos y se abren paso a machetazos entre muros de vegetación y enormes árboles derribados.
El huracán, que embistió la isla con fuerza 5 y dejó diez muertos, obligó a evacuar a 1,7 millones de personas, de las que cientos aún no han podido regresar a sus casas. Incluso “glorias nacionales del deporte” -así se les conoce en Cuba- como el saltador Javier Sotomayor o el corredor Alberto Juantorena se han unido en las calles a la campaña de recuperación. La prioridad, subrayada por el presidente Raúl Castro, es restablecer cuanto antes el suministro eléctrico. La furia de Irma provocó un “cero total del sistema” energético , porque la mayoría de las centrales termoeléctricas de la isla, que cubren el 74 % de la demanda, están en el litoral norte, en la senda que siguió el huracán.


COMENTARIOS