Cultur@. La Academia Dominicana de la Lengua

v2

El 12 de octubre de 1927 se fundó en República Dominicana la Academia Dominicana de la Lengua, a entenderse bajo los lineamientos de la Real Academia Española creada en 1713 por iniciativa del ilustrado Juan Manuel Fernández Pacheco, VIII marqués de Villena y duque de Escalona y a imitación de la Academia Francesa; siendo aprobada al año siguiente por el rey Felipe V.

Fue tras la independencia de los países americanos cuando la Real Academia Española promovió el nacimiento de academias correspondientes en cada una de las lozanas repúblicas hispanoamericanas.
¿A qué se dedica la Real Academia Española? A la regularización lingüística a través de la promulgación de normativas dirigidas a fomentar la unidad idiomática entre o dentro de los diversos territorios que componen todo el contexto o mundo hispanohablante, así como a garantizar una norma común en concordancia con sus estatutos fundacionales: velar para que los cambios que experimente no quiebren la esencial unidad que mantiene en todo el ámbito hispánico.

Nuestra Academia dominicana inscribe que, desde su fundación, “comparte la misión que por mandato real le fuera consignada a la Real Academia Española, de la cual es correspondiente, y en tal virtud colabora en las tareas que realiza esta, centradas en el estudio de nuestra lengua y el cultivo de las letras para cuidar su esencia originaria, impulsar su desarrollo y alentar el cauce creativo del genio idiomático, asegurando su cohesión y su vigor”.

La Academia Dominicana de la Lengua está atravesando por una crisis a la que debemos prestarle atención, tras la denuncia que recientemente hiciera el doctor Odalís Pérez, miembro de número de la prestigiosa institución, encaminada por su rechazo y protesta por el reconocimiento al abogado Marino Vinicio Castillo. Nada de extrañarnos, tomando en cuenta que el sector de la cultura hace tiempo atraviesa una gran crisis que cada día se hace más desafortunada.

Tratando de ver las cosas con optimismo, diríamos que las crisis siempre serán buenas cuando acarreen con ellas la oportunidad de aprender, enmendar, remediar eso que dio origen a ellas. Pero no cabe la menor duda de que sí dejamos pasar esa ocasión para resolverlo, un conflicto inicial generará otros, incluso de mayor envergadura.

Mirando el reciente suceso que condujo a este nuevo malestar, tras un reconocimiento que no se sustenta en sí mismo así como los planteamientos hechos tanto por Bruno Rosario Candelier, director de la ADL, y Manuel Núñez Asencio, miembro de la misma y aspirante a diputado al Congreso Nacional por el partido del abogado Castillo, no podemos ver la situación con tanto optimismo.

Sencillamente esto no debió pasar. No hay que ir más lejos, porque por lógica elemental vemos que estos argumentos que justifican el reconocimiento no pueden ni podrán sostenerse.

Como dice Odalís Pérez, no es suficiente que la Academia reconozca a alguien porque utilice o “use” la lengua de manera correcta y ejemplar, cuando como destaca: “hablar correctamente no es una excepción, sino un deber ciudadano y cultural, por lo que otros tantos son merecedores igualmente de este reconocimiento”; tampoco es posible que don Bruno diga que: “la idea que tiene de un prócer de la República y un prócer de la palabra, la encarna Castillo”. Justificar lo injustificable no lleva a una salida favorable. Nos queda esperar, con la esperanza de que la razón y la verdad imperen sobre los intereses evidentemente políticos.

Por último, pregunto: ¿dónde están los demás miembros de la Academia?

Muestra
Notas

Hasta el 17 de enero, Amy Hussein presenta su segunda muestra individual “Wicked Games”, y lo hace  simultáneamente en la Alpargatería y en el Art Boutique de Casa Quien.

En la web
www.mna.inah.gob.mx
El Museo Nacional de Antropología (MNA) fue concebido para albergar y exhibir el legado arqueológico de los pueblos de Mesoamérica, así como para dar cuenta de la diversidad étnica actual de México. Actualmente posee 23 salas de exposición permanente, una sala de exposiciones temporales y dos auditorios.

En la Fundación Eugenio Granell
De interés

La Fundación del Patrimonio Cultural de la DGA inaugurará la exposición “Modernidad y contemporaneidad en el arte dominicano: obras de la Dirección General de Aduanas”, el  28 de enero, en  Santiago de Compostela, España.

Agenda

Invitan a la exposición ‘Transitando la memoria”, obras de Marcos Lora Read. Hasta el 25 de enero, en la Galería ASR Contemporáneo Arte San Ramón.
“Jardín Babel –entropía lúdica”, de Miguel Ramírez, en “Los Oficios, espacio de arte contemporáneo”, en la Zona Oriental.
Invitan a las exposiciones: “Clara Ledesma/Espejo de la memoria”, de la Colección de Fernando Báez y “El caballero de Montparnasse: Origen de la pintura dominicana contemporánea”, de José Gausachs, en el Museo de Arte Moderno.
El artista colombiano Darío Ortiz presenta “Retratos del cuerpo”, presenta en el Museo de Arte Moderno hasta el 31 de enero.
Exposición individual “Rostros” del artista José Pelletier, en la Fundación de Arte Contemporáneo Ossaye Casa de Arte (OCA). José Joaquín Pérez No. 1, en Gascue.
Instalaciones, videos, esculturas, pinturas y dibujos, conforman la exposición “vibración 7.8”, de Antuan Rodríguez, en el Sótano del Museo de Arte Moderno (MAM).
Exposición “150 Kms, de arcilla, colectiva de cerámica”, con: Thelma Leonor, Ernesto Rodríguez, Iris Pérez, Miguel Ramírez, Evelin Lima, Cristian Tiburcio, Cruz María Dotel, Ezequiel Taveras, Wilfredo Torres y Luis Muñoz, en el Centro de Arte y Enseñanza Amicus.


COMENTARIOS