DALIA AGUILÓ PRIMERA DOMINICANA EN LLEGAR A NSHSS

21_04_2018 HOY_SABADO_210418_ El País12 A

Dalia Aguiló, de 17 años, tiene las cosas muy claras. Está convencida de que un mundo mejor es posible si los jóvenes de distintas latitudes trabajan para lograrlo.
Sus aptitudes de liderazgo, su vocación por hacer trabajo voluntario y sus méritos académicos se combinaron para hacer de ella la primera estudiante dominicana reconocida como embajadora en el Programa de Liderazgo Embajador (Ambassador Leadership Program) por la ‘National Society of High School Scholars’ (NSHSS), cuadro de honor estadounidense.
Esta institución reconoce a los estudiantes de excelencia académica del bachillerato, brinda la oportunidad de que los jóvenes puedan mostrar y mejorar sus habilidades de liderazgo mediante la identificación de necesidades sociales o comunitarias, involucrarse activamente en voluntariados y actividades altruistas.
La adolescente, que cursa el cuarto curso de educación media en el colegio St. Patrick, cuenta que para ser elegida debió completar una serie pruebas basadas en los problemas de su comunidad y cómo aportaría a una solución, eligiendo el tema del ‘bullying’ (acoso escolar).
Narra que el principio de todo fue su ingreso a ese centro educativo regido por los parámetros de la educación estadounidense, tomó el ‘PSAT’, test que busca arrojar resultados sobre destrezas y conocimientos, al tiempo que accedió a recibir información de escuelas y universidades que estuviesen posiblemente interesados en ella.

Miles de solicitantes enviaron sus credenciales y aplicaciones para formar parte de la asociación, y República Dominicana estuvo presente de la mano de Dalia, la única dominicana que recibió ese galardón.
Obtuvo una calificación de 9.9, que en la anotación son casi 1,500 puntos, aunque el puntaje mínimo para entrar son 800.
“Como embajadora de NSHSS, soy responsable de motivar a los jóvenes a formar parte de la institución y servir de ejemplo y motivación de que los sueños se pueden realizar con entrega, disposición y mucho esfuerzo, sin importar la edad”, dice Dalia.
La única con tres listones. Dalia trabajó como voluntaria en el ‘staff’ de la asociación, lo que le sumó un listón a su portafolio, convirtiéndola en la única con los tres listones. Los dos restantes son por ser miembro y por ser embajadora.
“Para mí fue algo muy grande, porque me dio la oportunidad de representar el país, mi colegio y a los jóvenes dominicanos”.
Antes de este reconocimiento participó en el Congreso mundial de Ciencia y Tecnología en Boston, Massachusetts.
Arquitecta de su destino. Los embajadores del mundo quedan registrados en el banco de información de la NSHSS y sus perfiles son filtrados por diferentes organizaciones académicas dentro de Estados Unidos. Pese a las oportunidades que supone esto, la joven se prepara para, al terminar el bachillerato, estudiar psicología en el país y luego especializarse en psicología criminal.
En la actualidad forma parte de la fundación “Sueño Joven” y le gustaría impartir charlas a estudiantes de bachillerato, ya que podría ser ejemplo de que la edad no es un límite para alcanzar las metas.
Ha trabajado como modelo y le gusta el mundo de la moda. De hecho, Dalia está desarrollando su propia marca de pijamas a la medida, un nicho de mercado poco explorado en el país.
“También me gustan los negocios. No se necesita tener mucha edad para hacer grandes cosas”, concluye.