Daniela Vega, el símbolo transgénero que conquista Hollywood

SANTIAGO. Todo parece sonreir a Daniela Vega. Su transición de chico a chica contó con el apoyo inquebrantable de su familia y su conversión de peluquera en actriz recibió el espaldarazo del cineasta chileno Sebastián Lelio, ganador del Oscar a la mejor película extranjera.

Su interpretación de Marina en “Una mujer fantástica” quinta película de Lelio-, una mujer transgénero que ante la muerte de su pareja se enfrenta a la discriminación y el rechazo de la familia del difunto, le lanzó en el último año a la escena internacional y ha puesto a Hollywood a sus pies.   No en vano, fue la primera transexual en presentar un premio en una ceremonia de los Oscar.

Nadie ha quedado indiferente ante el fenómeno Vega. Diarios como The New York Times, The Guardian, El País o las revistas Vanity Fair, The Hollywood Reporter o IndieWire han caído rendidos ante la personalidad, el aplomo, la dignidad y la actuación de la actriz chilena, de 28 años.

La revista estadounidense W la incluye en una selección de lo mejor del 2017, en la que aparece fotografiada con el actor Robert Pattison.

El diario neoyorquino destaca el “carisma que desafía la lástima y un aplomo que puede ser tanto intimidante como desgarrador” de Daniela Vega.   Para The Guardian, la actuación de Vega es “apasionada, inteligente y con discreta dignidad”.

Los que la conocen la describen como una mujer ambiciosa, determinada a llegar lejos en su carrera y que se implica a fondo en lo que hace.