Dante Cucurullo presenta su CD “Garrick”

4C_¡Alegría!_29_2,p01

Visiblemente emocionado, agradeciendo a sus familiares, maestros y dedicando a sus padres su obra, el compositor Dante Cucurullo presentó la noche del miércoles en el salón de actos de la Fundación Corripio su CD “Garrick”, poema sinfónico.
Durante el lanzamiento del material, las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de José Alcántara Almánzar, asesor de la Fundación Corripio, quien expresó que escuchar la música de Dante es una experiencia única que pone de manifiesto la solidez conceptual y la amplitud de su formación.
“La música de Dante nos introduce a un universo sonoro que posee su propio sello de identidad y lo diferencia de sus pares. Sus creaciones son innovadoras y sugerentes”, agregó.
A seguidas se dirigió al público Julio de Windt, director emérito de la Orquesta Sinfónica Nacional, quien además ha dirigido varias obras de Dante, y confesó que una de las piezas que le ha dado mayor satisfacción es “Pinceles para un ángel”, ballet.
De Windt calificó el CD “Garrick” como un “valioso aporte a la cultura nacional e internacional”.
Al tomar la palabra el invitado especial de la noche y autor del material, Dante Cucurullo, habló sobre su trayectoria, lo que significó su entrada al Conservatorio Nacional de Música en 1971 y la muerte de su padre.
“Tras la muerte de mi padre, la música se convirtió en un refugio para mí”, confesó.
Con voz entrecortada por la emoción y los sentimientos que le envolvían en ese momento, Dante Cucurullo, dedicó sus composiciones a sus padres.
“Quiero dedicar este CD a mi padre Dante Marco Aurelio Cucurullo, mi primer y eterno profesor, tan solo decirte con mis obras cuanto te amo y extraño, que tu sueño de que uno de tus hijos fuera músico lo logramos. Que valió la pena de hacerme parte de esas tertulias. A mi madre Pura Pérez, que estás presente en cada nota que escribo y me apoyaste cuando tuve que elegir entre universidad o el conservatorio, a ti te dedico este disco desde lo más profundo de mi corazón”, expresó con gran emoción el compositor.
Sobre el disco, el autor dijo a ¡Alegría! que las personas van a encontrar partes de su música sinfónica las cuales han sido grabadas en vivo por la Orquesta Sinfónica Nacional y luego fueron remasterizadas en Estados Unidos.
“Este CD es una recopilación de obras las cuales me tomé mucho tiempo en lanzarlas porque considero que sacar un disco, al igual que escribir música, es una responsabilidad histórica. Entonces hay que tener mucho cuidado con lo que se saca, porque ya inmediatamente queda siendo parte de la historia”, expresó.
Cucurullo dijo que este material es un homenaje a su gran maestro Manuel Simó y a todos los músicos que le acompañaron en estas obras. “Esto viene siendo como una muestra de agradecimiento de lo que mi país me ha dado”, agregó.
También expresó su admiración por los payasos, pues lo considera como uno de los trabajos más serios. “El payaso tiene que hacerte reír aunque por dentro se le esté carcomiendo el alma”, señala.
Debido a esta gran admiración su obra tiene la composición titulada “Garrick”, que también comparte como título de su CD, donde cuenta la historia de un payaso basada en el poema “Reír llorando”, de Juan de Dios Peza.