David Guetta pone a vibrar las piedras de Altos de Chavón

A1

El emblemático anfiteatro de Altos de Chavón recibió más de 3,000 personas que despidieron el año con las exitosas mezclas del famoso Dj francés David Guetta, convirtiéndose en el escenario perfecto para que Brugal XV lanzara al mercado el nuevo look de su botella.
“Desde la noche del sábado 30 de diciembre, hasta la madrugada del 31, todos los presentes compartieron y vivieron experiencias inolvidables.
“Brugal XV siempre ha sido uno de los protagonistas en las grandes fiestas que se celebran en República Dominicana y también lo fue en la despedida de 2017”, dijo María Melo, vicepresidenta de mercadeo y estrategias de Casa Brugal.

En su gran fiesta en Altos de Chavón (Casa de Campo), David Guetta se montó en una escenografía espectacular con luces multicolores y pantallas gigantes para ofrecer las mezclas más populares de su amplio repertorio que lo han posicionado por muchos años en la cúspide de la música electrónica.

Desde que el reloj marcó las 12:49 de la madrugada del 31 de diciembre, el Dj y productor de 50 años ajustó su novedosa producción con el sonido soberbio que se sustenta en una larga lista de artistas que han colaborado con él, de la talla de Rihanna, Madonna, Michael Jackson, Justin Bieber, Akon, Fergie, Usher, Lady Gaga, 50 Cent y Nicky Minaj, entre muchos otros.

“¡República Dominicana! Quiero verlos brincar y cantar”, fueron las primeras palabras del artista que el público siguió al pie de la letra luego de la participación de los djs dominicanos Andino y “Nítido en el Nintendo”.

Temas como “This One’s For You” (Zara Larsson), “Love Is Gone” (Chris Wi llis), “When love takes over” (Kelly Rowland), “Bad” (Vassy), “Hey mama” (ft. Nicki Minaj, Bebe Rexha y Afrojack), “Titanium” (Sia) y “Club Can’t Handle Me” (Flo Rida) le pusieron ritmo a una noche espectacular de “beats” electrónicos que encandilaron a miles de personas que han evolucionado con el espíritu musical.

La propuesta nocturna subió la adrenalina con otras melodías que lo han convertido en el pinchadiscos que más ha contribuido a popularizar la música electrónica en el mundo, como “Paris” (The Chainsmikers), “So Far Away” (feat. Jamie Scott & Romy Dya), “Bitter Sweet Symphony”, y “She Wolf” (Sia).