De 4 a 5 meses tardarán para dotar hospital infantil de Santiago de un tomógrafo

Doctor Nelson Rodríguez Monegro, director del Servicio Nacional de Salud.
Doctor Nelson Rodríguez Monegro, director del Servicio Nacional de Salud.

Al menos cinco meses más deberán esperar los pacientes del Hospital Infantil doctor Arturo Grullón, del municipio de Santiago,  para poder contar con un tomógrafo que les permita a las familias someter a sus niños a estudios y determinar cierto tipo de padecimientos.

Además del tomógrafo por el cual el pastor Pablo Ureña se ha encadenado pidiendo su demanda y de igual manera las exigencias de los quirófanos, el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), doctor Nelson Rodríguez Monegro, garantizó que trabajan para cumplir con esos reclamos, pero antes explicó una serie de pasos para dotar al hospital de esos equipos.

El funcionario dijo que para adquirir el tomógrafo se debe hacer primero  una licitación por el precio que usualmente tarda de cuatro a cinco meses, luego hay que sacarle una ficha técnica y después que esté claro se sube a la página del SNS y que la misma tarda dos semanas para que hagan ofertas para el tipo de tomógrafo con sus especificaciones.

“Posteriormente a eso se elige el ganador, es un proceso que primero se abre el sobre de la propuesta técnica, otro día el sobre de la propuesta financiera y entonces el que gana se le adjudica eso. Una vez se le adjudica, entonces hay que hacer un contrato, ese contrato tiene que ser registrado por la Controlaría, todo ese proceso tarda alrededor de unos cuatro meses”, señaló.

El funcionario afirmó que el hospital nunca había tenido un tomógrafo y ahora deberá tenerlo.

En cuanto a los quirófanos, Rodríguez Monegro dijo que el ingeniero Pagán está trabajando para que un tiempo prudente estén resueltos y a disposición de los pacientes.

Acusa al pastor de hacer negocio

El doctor Nelson Rodríguez Monegro manifestó que el problema de las denuncias que hace el pastor Pablo Ureña es que éste tiene una ONGs que brinda servicio de salud en su sector y a las personas que atiende las envía al hospital  infantil para que le hagan estudios.

“Ese es un interés particular por lo cual hace eso. No es malo. Nosotros tenemos 56 hospitales intervenido y no se pueden terminar todos juntos”, explicó el funcionario al ser consultado por reporteros de HOY acerca de la problemática que vive el hospital de niños de Santiago.


COMENTARIOS