De agua dulce…

1C_¡Vivir!_20_3,p04

Más allá de su procedencia -agua dulce o salada-, el pescado es un alimento de sabor único con diversas bondades alimenticias.
Por lo general, los pescados de agua dulce no suelen ser tan apreciados como los de mar debido a que son considerados insípidos y con un sabor terroso.
Sin embargo, estos peces pueden ofrecer un verdadero placer al paladar, ya que son más delicados que sus iguales de agua salada.
Las opciones a la hora de consumirlo son diversas. Puede disfrutar su sabor a la plancha, fritos, al vapor o a la parrilla, que son las formas más comunes de prepararlo. Entre los ejemplares más consumidos en el país están las tilapias, la carpa, liza, mojarras…

Recetas
Tilapia al horno

INGREDIENTES
4 filetes de tilapia
1 cucharada de mantequilla derretida
1 cucharada de aceite de oliva
El jugo de un limón
2 dientes de ajo
Sal al gusto
Pimienta al gusto
2 cucharadas de perejil picado
Preparación. Precaliente el horno a 190 ºC (375 ºF). Rocíe aceite de oliva sobre una fuente de horno. Por otro lado, enjuague los filetes de tilapia en agua fría. Deje que el pescado se seque entre capas de toallas de papel. Coloque los filetes en la fuente de horno. Mezcle la mantequilla derretida con el aceite de oliva en un bol pequeño. Pincele la mezcla sobre los filetes de tilapia. Rocíe el jugo de un limón fresco sobre los filetes. Espolvoree la sal, la pimienta, y el ajo molido sobre el pescado. Lleve al horno por unos 20 a 25 minutos. Una vez sacado del horno, rocíe sobre la tilapia dos cucharadas de perejil picado.