¿Declaró o no la independencia? Presidente de Cataluña pide bajar la tensión

Catalan regional government president Carles Puigdemont (C) gives a speech at the Catalan regional parliament in Barcelona on October 10, 2017. Spain's worst political crisis in a generation will come to a head as Catalonia's leader could declare independence from Madrid in a move likely to send shockwaves through Europe.  / AFP / LLUIS GENE
Catalan regional government president Carles Puigdemont (C) gives a speech at the Catalan regional parliament in Barcelona on October 10, 2017. Spain's worst political crisis in a generation will come to a head as Catalonia's leader could declare independence from Madrid in a move likely to send shockwaves through Europe. / AFP / LLUIS GENE

BARCELONA. – El presidente catalán, Carles Puigdemont, habló este martes de la necesidad de “desescalar la tensión”, en su discurso en el Parlamento en el que podría declarar unilateralmente la independencia de la región. Existe “la necesidad imperiosa de desescalar la tensión y no contribuir ni con la palabra ni con el gesto a incrementarla”, dijo el presidente, explicando que su comparecencia de este martes no es por “voluntad personal, ni obsesión, es por los resultados” del referéndum prohibido del 1 de octubre.

La sesión se inició con una hora de retraso porque Puigdemont lo solicitó, según su campo por “contactos para una mediación internacional”, aunque el gobierno español desmintió rápidamente ese escenario, indicaron a AFP fuentes coincidentes.

En la coalición conviven diferentes sensiblidades, desde el conservador PdeCAT, al partido de extrema izquierda de las CUP. Fuentes de la oposicion afirmaban que el retraso se debía en realidad a discrepancias con este partido. El gobierno español había pedido a Puigdemont que no hiciera nada “irreversible” y desistiera de agravar la crisis política que vive España, la peor de su era democrática moderna, una demanda a la que se sumaron voces europeas.

Catalan regional government president Carles Puigdemont (C) gives a speech at the Catalan regional parliament in Barcelona on October 10, 2017. Spain's worst political crisis in a generation will come to a head as Catalonia's leader could declare independence from Madrid in a move likely to send shockwaves through Europe.  / AFP / LLUIS GENE

 / AFP / LLUIS GENE

El Parlamento donde hablaba el presidente era un fortín. La policía catalana cerró al público el parque donde se encuentra la Cámara para “prevenir situaciones de presión sobre la actividad parlamentaria”, ya sean unionistas o secesionistas, señaló un portavoz del cuerpo policial.

Las vallas rodeaban las entradas al parque, y había decenas de furgonetas policiales, muchas de ellas dando vueltas por la zona. Para entrar había que pasar por dos controles más que los habituales, y un helicóptero sobrevolaba la sede.


COMENTARIOS