Decoremos con Kiki: Colores que no te pueden faltar

El amarillo minion es la vivacidad hecha color

Primavera es la época del color y la luz, por lo que la tendencia decorativa en estos días se volcó hacia la vivacidad y la chispa que imprimen los colores no solo en la parte visual sino también en la influencia que tiene la colorimetría en nuestro estado de ánimo.
El happy chic, el hygga, son estilos que nos hablan de la felicidad y el bienestar y de cómo encontramos esa mutual en los tonos alegres.
No es que tienes que convertirte en la más abanderada del arcoíris en casa, basta con subir un poquito el matiz de algún tono y ya verás la diferencia. Iniciamos el año con el true violet y fue el inicio de éste del destape de color.
Para cada gusto un color así que la disposición cromática puede ser muy variada. Desde los tierras en una onda más natural hasta los vibrantes amarillos y corales.
Amarillos. Es sus versiones más estridentes como el amarillo minion es la vivacidad hecha color, un tono que no pasa desapercibido, lo estamos viendo en puertas y paredes completas combinadas con gris y arena. Los complementos dorados acentúan las notas alegres de estos tonos.
Verdes. El brillante esmeralda reina evocando los estampados tropicales, junglas y bosques en los tonos más foresta. En conjunto con los naranjas y rojos para una fiesta tropical. Estamos empezando a ver un tono oscuro y algo opaco tipo musgo en sofás y butacas. El mint es ese nuevo pastel que vemos con rosados y grises para las opciones menos arriesgadas.
Azules. Entre los azules tenemos para escoger, la gama de los turquesas desde los más claros hasta los intensos van muy bien con los rosados intensos y ese rosa viejo tan visto últimamente. Con el amarillo es uno de los binomios más amados. El clásico azul se ha convertido en nuevo neutro pues sus opciones de combinación van en aumento. gris, off white y cremas, jugando en sus complementos metálicos con dorado.
Rosados. Más allá del rosado bebé que solo guardábamos para las habitaciones infantiles, el rosa es hoy sinónimo de elegancia. Azul marino en terciopelo y acentos rosa, rosa y dorado. Tienes desde la delicadeza de rosas claros en las habitaciones hasta los fucsias bien atrevidos. Con grises y cremas vamos por la tranquilidad y mezclando con bronce en su versión más glamurosa.
El color tiene poder, podemos transmitir alegría y paz con solo acoger el color adecuado, que no falte color en tu casa ni en tu vida¡