Decreto número 384-18 ante ralentización del despacho aduanero

El Pais.equipos detectores de materiales de radiación, instalados en Puerto caucedo.jpg
El Pais.equipos detectores de materiales de radiación, instalados en Puerto caucedo.jpg

La pasada semana la Dirección General de Aduanas (DGA) emitió un comunicado público desmintiendo informaciones que circularon el día jueves 11 sobre la supuesta cancelación de operaciones de despacho del Puerto Multimodal Caucedo, justificando entre otras razones la “ralentización por la llegada esa semana de un gran volumen de contenedores.
Según se había informado las operaciones permanecían normales en la Dirección General de Aduanas.
En contraste a la justificación de normalidad informada por Aduanas, la entrada al puerto permanecía congestionada de transportistas con citas con un promedio de 12 horas de espera.
El comunicado de prensa de Aduanas establecía “que a veces importadores y agentes representantes atribuyen demoras a Aduanas, cuando en realidad los retrasos pueden deberse a que no gestionaron las certificaciones y permisos que deben avalar el ingreso al país de la mercancía de que se trate, y que la DGA exige antes, según el caso”.
Cierto, operaciones de despacho decayeron desde el miércoles 9, y no es la primera vez que sucede, lo que amerita una edificación veraz a los usuarios de los servicios; esta vez, “la ralentización” o caída del Sistema en el módulo de despacho, el efecto fue tal, que generó retrasos promedios de 12 horas las citas para transportistas entrar al puerto, viéndose en la necesidad el operador de Puerto DP WORLD Caucedo a coordinar con la Administración Aduanera extender horario el sábado 13 hasta las 7:00 de la noche y el domingo 14 hasta las 12:00 del mediodía.
Ante la realidad planteada, justo el 11-10-18 el Poder Ejecutivo emitió el Decreto No. 384-18, que instruye a las instituciones facultadas para emitir permisos, autorizaciones y no objeciones, y que realizan inspecciones en zona primaria aduanera de importación, exportación tránsito y logística, extender el horario de atención al público de 7:00 a.m. a 10:00 p.m. para el despacho y recepción de mercancías en los puertos, aeropuertos y zonas de fronteras, para agilizar y potenciar comercio exterior de República Dominicana.
Es de reconocer los denodados esfuerzos que hace la administración aduanera para afrontar contingencias que presenta el SIGA. Cabe resaltar que la DGA sistematizó sus procesos con tecnología adquirida a través de un préstamo del The Export-Import Bank of Korea 2007 por 23.0 millones de dólares, 7 años de gracia y 25 años para pagarlo a tasa interés anual de 1.74%, para automatizar la DUA, y logística del despacho, reemplazando al Siadom, desarrollado con la asistencia técnica y financiera del PNUD en el año 1992.
El calendario de diseño se inició en 2007, desarrollo del sistema 1er. semestre 2008, y pruebas el 2do. Semestre 2008, y operación el 2009, y el período de ajuste y capacidad plena a partir del 2012 con la norma DGA 01-12 de Declaración Electrónica, amparada en ley 126-02 de comercio electrónico, documentos y firmas digitales. Cabe destacar que la infraestructura y cableado del SIGA tienen garantía de 20 años, siendo entendible innovación de la tecnología de los equipos, que amerita una dinámica de actualización.
La realidad es que, técnicos de la Aduana de Emiratos Árabes Unidos actualmente están realizando adecuaciones, armonizando plataforma tecnológica del SIGA para inspección no instrusivas de contenedores, que a 2 años de haber sido donado el equipo de rayos X, por DP World Caucedo a la DGA por valor de US$ 1.7millones, aún no está en uso a plena capacidad para facilitar el despacho a tenor del artículo 14 de Ley 226-06 de DGA, que la condiciona cobrar tasa de servicio a que el despacho se realice en 24 horas, así como para contrarrestar las prácticas del contrabando que afectan el comercio lícito.
Es de resaltar que el 15-3-2017 la DGA, su titular Lic. Enrique Ramírez Paniagua, y Faisal Eissa Lutfi, director de Relaciones Externas de Dubái Customs, suscribieron un acuerdo con el objetivo de optimizar recursos para la facilitación del comercio transfronterizo, detallando plan de reformas y desarrollo tecnológico para potenciar capacidad de aduanas a través de procedimientos ágiles, y sistema de la liquidación de los impuestos.
En dicho acuerdo se contempla la gestión de documentos, correo expreso, trazabilidad y transferencia de la carga, fronteras, y procesos de la declaración (DUA), estableciendo como fluye la información a través de la organización e identificación de obstrucciones en el flujo a los usuarios. El equipo de técnicos permaneció por un mes trabajando con la DGA en las labores de diagnósticos que le permitieron evaluar las necesidades del Sistema Integral Gestión Aduanera, y demás procedimientos de la aduana dominicana.
El 19-6-14, el exdirector Fernando Fernández visitó la Aduana de Dubái en misión especial acompañado de técnicos de la DGA, y el director ejecutivo de DP World Puerto Caucedo, para el intercambio técnico y de experiencias, y al retorno resaltó los avances de Aduanas de Dubái en puertos, aeropuertos, zonas francas y centros logísticos, con horario 24-7, creando las condiciones para la suscripción del referido acuerdo de cooperación.
Es de resaltar que DP World siempre ha expresado la buena voluntad de cooperar con la aduana dominicana, pues ya con anterioridad, el suscrito, en representación de Miguel Cocco Guerrero, extinto director de Aduanas, viajó en misión oficial para suscribir el 6-9-05, con Hamad Mohd Fadhel Al Mazrooci, presidente ejecutivo de Dubái Customs International un acuerdo de cooperación en valoración aduanera, sistema de gestión de riesgos y el despacho.
Por lo visto, el SIGA amerita adecuarse a la dinámica del comercio internacional de R.D. Negarlo u ocultarlo, retrasaría pertinentes respuestas para agilizar el despacho a través de la inspección no intrusiva, apoyada en eficaz gestión de riesgos para despersonificar las operaciones aduaneras, así como la seguridad de tránsitos aduanas-aduanas a través de dispositivos de sellado electrónico para la monitorización de rutas hasta el destino de la carga, sin necesidad de depender de una custodia, que esté sujeta a disponibilidad.