Defensa posición del Mitur sobre torres en Macao

4D_Economía_07_4,p01

La ley orgánica de Turismo 541 del 1969, que fuera modificada por la número 84 de diciembre 1979 y que crea la Secretaria de Estado de Turismo, concede a esa institución facultades para armonizar, regular y controlar el funcionamiento de los servicios y actividades turísticas de en todo el territorio nacional.
La pieza es clara en cuanto a otorgar autoridad a lo que conocemos hoy como Ministerio de Turismo, a quien delega, además, el poder de “planear, programar, organizar, dirigir, fomentar, coordinar y evaluar las actividades turísticas del país, de conformidad con los objetivos, metas y políticas nacionales que determine el Poder Ejecutivo”.

Ante este mandato, resulta poco elegante acusar al Gobierno, representado en este caso en la persona del ministro Francisco Javier García, de apoyarse en una supuesta resolución “clandestina”, con el propósito “de imponer” la construcción de la torre que alojará al hotel Moon Palace en Macao, Higüey.

En el discurso que pronunciara frente al presidente Danilo Medina en la ceremonia de inicio de los trabajos del hotel, Javier García cuestionó si acaso los directivos de los hoteleros del Este ratificaron sin leer el plan de Ordenamiento aprobado en el 2012.

La interrogante fue mucho más que necesaria ante la campaña agresiva que un sector de esos hoteleros ha desatado para minar la base de legitimidad de la resolución 002 del 2017, que modifica los límites de altura para la construcción de hoteles en Macao, y de esa manera poner en descrédito a las autoridades.

El proceder intenta desconocer una de las disposiciones de la referida resolución, respecto a que debía hacerse la revisión del Plan de Ordenamiento Territorial Turístico “en el periodo comprendido entre la emisión de la resolución y los próximos cinco años”.

La embestida contra el Ministerio de Turismo busca confundir a la opinión pública respecto a la altura permitida para las construcciones en la zona, una materia decidida hace 11 años y plasmada en la resolución 673-07, que concede hasta 20 niveles a edificios hoteleros.
A pesar de esa realidad, en el 2010 fue dispuesto otro plan de ordenamiento territorial en la zona comprendida entre Punta Cana- Bávaro-Macao que concluyó en el 2012.